Nuevo marco regulatorio de las energías renovables en condiciones de cumplir su tercer trámite

El Senado despachó en segundo trámite el proyecto que dispone que las energías renovables serán parte en un 5% de la matriz energética a partir del 2010 para incrementar gradualmente su participación hasta llegar al 10% al año 2024. Senado.cl, 23 de enero de 2008.


Con el compromiso del Ejecutivo de estar atento a resolver los futuros problemas y diseñar todos los incentivos que permitan diversificar la matriz energética de acuerdo a la evolución de los mercados, el Senado despachó a tercer trámite, a la Cámara de Diputados, el proyecto que promueve la generación de energía eléctrica con fuentes de energía renovables no convencionales.

La iniciativa crea condiciones para atraer inversiones en proyectos de energías renovables no convencionales, acelera el desarrollo del mercado; elimina las barreras asociadas a la innovación que enfrentan y generan confianza en el mercado eléctrico respecto a este tipo de tecnología.

Durante el debate en particular intervinieron los senadores Ricardo Núñez, Antonio Horvath, Jaime Orpis, Juan Pablo Letelier, Hosaín Sabag, Alejandro Navarro y Carlos Bianchi.

De este modo, sólo las normas relativas a la entrega de beneficios a las mini centrales hidroeléctricas de hasta 20 Megawatts, que irán en forma decreciente hasta llegar a los 40 Megawatts, fue aprobada con la abstención del senador José Antonio Gómez.

EL DEBATE

El senador Ricardo Núñez, presidente de la Comisión de Minería destacó las medidas que contempla este proyecto para fomentar las energías alternativas ya que “por primera vez en Chile generamos condiciones para incentivar la creación, el desarrollo y la investigación de la energía proveniente del viento como la eólica, de la geotermia, de la energía que produce el mar, la energía solar y la proveniente de otras fuentes importantes como la energía hidroeléctrica en centrales de pasada”.

“Todo esto significa que en un período relativamente corto desde el punto de vista histórico Chile podrá llegar a contar alrededor de 4.200 megawatts producidos por energías renovables no convencionales alrededor de los años 2020 y 2025”, precisó.

El parlamentario destacó que el proyecto también amplió una serie de conceptos y definiciones, con el fin de no excluir ninguna tecnología que a futuro pudiera incorporarse a la matriz energética.

Asimismo se mantuvieron los montos iniciales de las multas por incumplimiento de generación ya que “al hacer una comparación con otros sectores regulados por Superintendencias, éstas se encontraban dentro de los rangos del mercado y se tomó en consideración que aumentar las multas significaba el encarecimiento de energía para los consumidores”.

Por su parte, el senador Antonio Horvath resaltó el acuerdo alcanzado en torno a las centrales de pasada, ya que existen numerosos ríos en el sur de Chile donde se pueden aprovechar estos proyectos pequeños.

Asimismo indicó que “queremos garantizar que de acuerdo a la diversidad del país, todas las energías alternativas tengan la misma posibilidad de participar en la matriz energética y, para ello, la Ley de Presupuesto ya establece un fondo y queremos asegurar que el Ejecutivo también hará lo propio para tener un esquema funcionando donde las pequeñas y medianas empresas también puedan participar”.

El senador Jaime Orpis coincidió con su par, en el sentido de que “el proyecto resuelve en forma satisfactoria el beneficio para las mini centrales hidráulicas. En ese sentido, la Comisión optó por aprovechar el potencial hidroeléctrico del centro y sur del país extendiendo dicho beneficio en forma decreciente entre los 20 y 40 Megawatts”.

En tanto, el senador Juan Pablo Letelier si bien valoró los incentivos que contempla el proyecto, puntualizó que éstos son sólo para los generadores, pero no para los consumidores, ni para los usuarios ni los empresarios que no quieren depender de las grandes generadoras”. A modo de ejemplo, señaló que hay muchos empresarios vitivinícolas que están tomando iniciativas para el abastecimiento energético de su actividad y “también deberíamos incentivar su consumo”.

En esa línea el senador Hosaín Sabag, precisó que “con este proyecto estamos buscando que la actividad productiva no se concentre en unas pocas manos. Y si se pueden instalar centrales de 2 ó 5 Megawatts se están incentivando a los pequeños empresarios, tales como las cooperativas de regantes”. No obstante, admitió que algunas normas deben flexibilizarse aún más y espero que el Ejecutivo lo estudie”.

Por su parte, el senador Alejandro Navarro consultó al ministro de Energía, Marcelo Tokman sobre el cumplimiento de las empresas generadoras de las compensaciones a los usuarios de energía eléctrica por cortes o no suministro. En ese sentido pidió hacer valer los mecanismos para hacer efectivos estos pagos.

El senador Carlos Bianchi dejó constancia de la necesidad de invertir mayores recursos del Estado en investigación y desarrollo de energías alternativas. Indicó que en general “uno ve que en regiones no existen proyectos que apunten a ciencia e innovación en energía para los próximos 20, 30 ó 50 años”, pese a que la crisis de los hidrocarburos es cada vez más aguda.

Finalmente, el ministro de Energía, Marcelo Tokman reiteró que la voluntad del gobierno es “diversificar nuestra matriz energética para contar con distintas fuentes autóctonas y limpias. Este proyecto hay que verlo como un elemento más de una política que se complementa con distintas medidas”. Entre ellas, las distintas investigaciones del potencial eólico, de los biocombustibles y estamos abiertos a que si se identifica un problema que impida la generación lo solucionaremos”.

Precisó que “la iniciativa reduce las dificultades que tienen los productores del energía para comercializar en el mercado, pero esto no significa que no haya otros problemas para modificar la normativa y diseñar incentivos y subsidios para abordar esos problemas”.

Comments are closed.