Salmón: “Es absurda la postura de no dialogar”

Flavia Liberona habla de la campaña Sin Miedo contra la Corriente. La directora ejecutiva de Terram le responde al presidente de SalmonChile, César Barros, quien dijo que la industria no hace mea culpa alguno. También descarta que Cristián Cuevas esté en la campaña y advierte el colapso en la industria que puede provocar el virus ISA. La Nación, 19 de enero de 2008.


Lo primero que hace Flavia Liberona al hablar sobre la campaña Sin Miedo contra la Corriente de las ONG Oxfam y Terram es quitarle el lado oscuro. Dice que no se trata de una campaña del terror contra la industria salmonera, ni de un boicot o una moratoria. Sólo se busca sensibilizar y, en una segunda etapa que comenzará en marzo, generar un cambio apuntando a quienes toman las decisiones en el país.

Esta etapa de sensibilización, la epidermis del presidente de SalmonChile, César Barros, acusó el golpe: el empresario sentenció que la industria no hace ningún mea culpa. “Él es el presidente del directorio de una asociación gremial, y dentro de ese gremio hay matices”, retruca Liberona.

“De hecho, Marine Harvest, que es una de las empresas grandes, ha dicho públicamente que hay que cambiar el manejo sanitario y ambiental de la industria porque hoy tiene graves problemas. Esos matices están dentro de SalmonChile como dentro de cualquier gremio y si no es posible conversar con el presidente del directorio, a lo mejor sí se puede con algunas empresas. Es absurda la postura de no dialogar cuando ellos saben tanto como nosotros que es necesario generar estos cambios”.

Otra de Barros que la directora de Terram aclara: el dirigente gremial desestimó el dato de que cada diez  fiscalizaciones a la industria, ocho terminan en sanciones. “Eso es información pública que entregan la Dirección del Trabajo, CONAMA, los informes de la Cámara de Diputados y otros. Nuestras cifras tienen respaldo, pero la industria entrega cifras que no sabemos de dónde vienen. Ésa es la diferencia. La información desde la empresa no está disponible”.

A Liberona le extraña la postura de Barros porque SalmonChile y Terram participan de los Diálogos del Salmón mesas de trabajo- a nivel mundial y toda la información que basa la campaña es conocida. Es más, el año pasado esos diálogos se realizaron en el país. “¿Si ellos reconocen las denuncias? A veces sí, otras no”.

Liberona “entiende” la sensibilidad de Barros. Esta campaña llega en un momento complejo: AquaChile tiene conflictos laborales hace unos días, unos mil trabajadores se tomaron dos plantas en la zona de Calbuco por demandas salariales-, la contaminación por virus ISA crece y ha provocado el cierre de centros en la Décima Región y en los recientes Diálogos del Salmón se dieron conocer dos estudios uno sobre carga de nutrientes en los ecosistemas y otro sobre el uso de químicos – que no dejan bien parada a la industria.

Más aún: la próxima semana llega a Chile príncipe heredero de Noruega, Haakon, y la corona noruega es dueña en parte de una de las empresas salmoneras presentes en Chile, Mainstream. “Eso también los tiene intranquilos. Hay un conjunto de temas que hace complejo el escenario, pero de eso no somos responsables Terram, ni Oxfam ni los trabajadores, sino la propia industria o el Estado por no tener adecuadas fiscalizaciones”, apunta.

 
Nada con Cuevas
 
-Barros ligó a Cristián Cuevas con las demandas salariales de los trabajadores de la planta de Aguas Claras (filial de AquaChile). ¿Tiene algo que ver Cuevas con la campaña?

-No tiene nada que ver con nosotros. Se dice que está trabajando con los dirigentes de AquaChile pero no me consta. Si César Barros nos liga con Cuevas es parte de lo que él quiera imaginarse o de cómo elude los problemas. Es mucho más fácil sindicarnos como aliados a Cuevas que responder por qué las condicionas ambientales y laborales no son las adecuadas.

-¿Es un golpe a la campaña que el ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, haya respaldado a la industria salmonera?

-Lo que él ha dicho es que se ha avanzado en las mesas de diálogo entre los trabajadores y la industria, que es algo en que estamos de acuerdo. Él es un representante del gobierno y su rol es promover políticas públicas y que se cumpla la legislación laboral. Si considera que eso ha mejorado, debemos creerle.

-Pero, ¿no es un respaldo decir que se trata de una industria muy importante y que da mucho trabajo?

-Es que nosotros también creemos que da mucho trabajo. El punto es que no está haciendo todo lo necesario. Es el tercer sector exportador con un crecimiento del 20% anual y eso no está siendo traspasado adecuadamente a los trabajadores. Una industria que es importante para el país debe cumplir mejores estándares. Si el ministro cree que en dos años esto ha mejorado, ésa su opinión; nosotros miraremos los datos y veremos si estamos de acuerdo.

-¿Cómo se viene el escenario para la industria con el virus ISA?

-Complejo. Tiene que ver y responde con malos manejos sanitarios y ambientales: cantidad de peces por balsa jaula, distancia entre balsas jaula, distancia entre centros de cultivo, rotación de cultivo, etc. Ésa es la evaluación en el Hemisferio Norte de por qué se ha producido el virus ISA y por eso Marine Harvest en Chile dice que hay que cambiar las prácticas.

Puede venir un tremendo colapso de la industria en la Décima Región y eso es preocupante, porque todo el costo del mal manejo es un costo social que van a pagar los trabajadores. Por eso hay que mirar las dinámicas ambientales y laborales en conjunto. Las empresas tienen aseguradas sus producciones pero los trabajadores no sus trabajos.
 
 

Comments are closed.