Suez y Gener sufren impasse ambiental en proyectos por US$ 2.400 milllones

La franco-belga sufrió el rechazo de la concesión marítima y la estadounidense enfrenta la oposición de las comunidades. El Diario Financiero, 31 de diciembre de 2007.


El retorno de la franco-belga Suez Energy al Sistema Interconectado Central (SIC), de la mano del proyecto Barrancones, enfrentó su primer inconveniente

 La semana pasada la Comisión Regional de Uso de Borde Costero (CRUBC) de la IV Región rechazó por unanimidad otorgar la concesión marítima que la eléctrica necesita para desarrollar esta inversión, cuyo estudio de impacto ambiental fue presentado el 21 de diciembre pasado ante la Comisión Regional del Medioambiente (Corema), que lo acogió a tramitación.

El proyecto considera la instalación en la comuna de La Higuera, provincia de Elqui, de tres unidades de 180 MW de capacidad instalada, lo que demandará una de las inversiones más altas para este tipo de unidades de US$ 1.100 millones. La firma necesita usar el borde costero para extraer agua para el sistema de enfriamiento de las turbinas y un puerto de descarga para el carbón que usa la central.

Iván Silva, gobernador (s) de Elqui, explicó que la resolución de la CRUBC -que es un organismo de carácter consultivo- consideró que la empresa no entregó datos suficientes para estimar el impacto que tendría sobre el borde costero y sus actividades productivas. Sin embargo, precisó que la decisión final está en manos de la Subsecretaría de Marina.

Los Robles

Por su parte, en la VII Región, AES Gener enfrenta la oposición de los habitantes de las comunas de Constitución y Chanco a la construcción de la central termoeléctrica Los Robles.

La central que planea construir la generadora controlada por capitales estadounidenses, cuenta con una capacidad instalada de 750 MW y una inversión de US$ 1.300 millones, lo que la empina como uno de los proyectos más importantes del país.

El abogado de la Fiscalía del Medio Ambiente (FIMA), José Ignacio Pinochet, quien representa a más de 200 personas naturales y otras jurídicas, indicó que el rechazo radica en el daño ambiental que provocarán las emisiones de la central y también las cenizas del carbón que se usará como combustible de la unidad, lo que, dijo, afectará a las personas y a las actividades productivas que se realizan en esa zona como agricultura, pesca y turismo.

Señaló que este lunes, cuando termine el período de participación ciudadana del proyecto, pedirán que que la Corema del Maule rechace inmediatamente el EIA, lo que permitiría que la empresa entregue más detalles del proyecto.

Consultada al respecto, AES Gener declaró que “el avance de la tecnología para este tipo de centrales permite que sean compatibles con el resguardo del medioambiente”. Agregó que “esperamos demostrar ello a lo largo del proceso de evaluación de impacto ambiental”.

Comments are closed.