Aumentan los proyectos de energía no convencional a lo largo del país

Eólicas, geotérmicas y de biomasa. Sistema Interconectado Central, que distribuye energía desde Taltal a Chiloé, podrá recibir un aporte de 267 MW. El Mercurio, 03 de marzo de 2008.


Hasta 267 MW podrían aportar al Sistema Interconectado Central (SIC) proyectos de energías renovables no convencionales (eólica, geotérmica y biomasa) que se ejecutarán en varios puntos del país. Aunque la cifra corresponde al 2% de contribución al SIC, se espera que el aporte se triplique en la próxima década.

En la IV Región existen condiciones favorables para el desarrollo de energías eólicas. De hecho, desde fines de 2007 está en funcionamiento en Canela el primer parque eólico conectado al SIC. En total son 18,15 MW que se producen con 11 aerogeneradores de propiedad de Endesa Eco.

Entre otros proyectos ya aprobados por la Corema está Monte Redondo, que se ubicará en la zona costera de la comuna de Ovalle, y que desarrolla la empresa Ingeniería Seawind.

El gerente general, Marcelo Banto Christen, explicó que "la idea es que este año lleguen los 37 aerogeneradores de las torres. Serán 74 MW los que se aportarán directamente al SIC".

En la Octava Región se ejecutará el Parque Eólico Altos de Hualpén. Cuando esté operativo, pretende entregar 20 MW al sistema con 10 torres aerogeneradoras de 107 m. de alto. Es desarrollado por Energías Renovables del Biobío, y la inversión alcanza los US$ 26 millones.

Grupos ambientalistas se opusieron al proyecto, pues se instalará en medio del parque Pedro del Río Zañartu, Santuario de la Naturaleza desde 1976. El administrador del recinto, Martín Domínguez, afirmó que "se trata de un sector que ya estaba muy perjudicado por la misma acción de los animales".

En la III Región, la empresa española Acciona Energía presentó un proyecto que consiste en la instalación de 56 aerogeneradores, distribuidos en 9 centrales, que aportarían al SIC un total de 84 MW, con un presupuesto cercano a los US$ 118 millones.

Sin embargo, desde que en 2006 fue aprobado el informe de impacto ambiental, no ha dado luces respecto a cuándo iniciará las obras.

En la V Región se estudia el proyecto Punta Curaumilla. Consiste en la instalación de 5 aerogeneradores que permitirán una capacidad total de 9 MW, que anualmente producirán 27 GWH, los que serán empleados íntegramente por la Armada.

En Aisén, desde el 2001 opera la central Alto Baguales, propiedad de Edelaysen, filial de Saesa. Produce con tres aerogeneradores 2MW y atiende a 19 mil familias de Coihaique, Balmaceda, Puerto Aisén y Puerto Cisnes.

Para el gerente de Generación de Edelaysen, Royal Smith, los óptimos resultados de la central, que representa el 13% de la energía de la zona, permitió que hoy la empresa busque aumentar las instalaciones con nuevos molinos, para completar 2MW adicionales. "La idea es desarrollar el aumento del proyecto a la brevedad y llegar al 15 ó 16% de la energía de la zona".

Celco ejecuta una planta de cogeneración de electricidad con biomasa de origen forestal no tratada en su Complejo Forestal Industrial Horcones (VIII Región), con una inversión de US$ 73 millones, y que estará lista en el año 2009.

La energía se usará para la producción, y el excedente, estimado en 179 GWh anuales, se inyectará al SIC. El jefe de asuntos públicos de Celco en Arauco, Francisco Zamorano, dijo que actualmente la empresa aporta con 6 MW y que este proyecto entregará 20 MW más.

La biomasa forestal se compone de los desechos del proceso de fabricación de celulosa. Éste se emplea como combustible en calderas que alcanzan hasta 870° C, produciendo vapor, que en presiones medias y bajas genera electricidad.

Geotermia

En abril de 2005, la Enap se unió con la empresa italiana Enel para desarrollar a través de la Empresa Nacional de Geotermia trabajos en base a energía geotérmica. Uno de los proyectos que surgieron es el que se desarrolla en el sector Valle Hermoso, en las Termas de Chillán.

Pese a que la etapa de exploración se pretendía completar durante el primer semestre de 2008, su realización sólo comenzará en el segundo, y para ello se invertirán US$ 9 millones.

De concretarse el proyecto, se prevé que su aporte al SIC, en 2011, alcance los 40 MW.

El jefe de la Secretaría de Planificación de Chillán, Rodrigo Carmona, dijo que "en principio, la Municipalidad no va a estar de acuerdo con que un tercero venga a intervenir caminos y realizar perforaciones, pero se ha cumplido con la ley, y ahora nos toca minimizar el impacto".

El sello eólico de la IV Región que promete inversiones por US$ 430 millones   

La inauguración en diciembre pasado del parque eólico Canela (IV Región, 18,15 MW, US$ 35 millones) por parte de Endesa podría transformarse sólo en el inicio de una escalada de inversiones en las zonas tendientes a sumar nuevas fuentes de generación en base a este tipo de Energía Renovable No Convencional (ERNC).

Las características geográficas de la región han llevado que otras firmas se encuentren tramitando proyectos eólicos en la zona, los cuales de concretarse requerirán inversiones cercanas a los US$ 430 millones, las que podrían transformarse en 214 MW de capacidad instalada para el Sistema Interconectado Central (SIC).

Entre las iniciativas más avanzadas para la zona destaca la de Norwind firma filial de la noruega, SN Power. La eléctrica actualmente tramita ambientalmente los estudios para el parque Totoral el que tendrá 50 MW de capacidad instalada y requerirá de US$ 100 millones.

Al igual que el concretado proyecto de Endesa, Norwind escogió la comuna de Canela, 80 kilómetros al norte de Los Vilos para emplazar sus aerogeneradores de 120 metros de altura cada uno. La primera eléctrica del país también tiene nuevos planes en el lugar: Aumentar en 70 MW la capacidad del Parque Canela, que requerirá unos US$ 140 millones.

Punta Colorada es otra de las iniciativas eólicas que hay en la zona y que es desarrollada por la minera Barrick. El proyecto, en trámite ambiental, contempla la instalación de 10 aerogeneradores de 2 MW. Ubicado en el kilómetro 554 de la Ruta 5 Norte esta central requeriría inversiones por US$ 40 millones, pudiendo estar operativa en el transcurso de 2009.

El proyecto que desarrolla Barrick en su origen fue ideado por la firma inglesa Seawind, especialistas en materia eólica. La filial en Chile de la compañía posee 24 puntos de medición de viento entre la II y XI Región. Actualmente su proyecto más ambicioso es Monte Redondo el que busca instalar en la comuna de Ovalle, 74 MW a través de 37 aerogeneradores con costos estimados en US$ 150 millones.

El propio gerente general de Seawind destacó las condiciones de la Cuarta Región para el emplazamiento de estos proyectos, en especial por su Infraestructura eléctrica, portuaria y logística, aparte del las buenas condiciones eólicas. "Existe una buena disposición de los ministerios y servicios públicos y por parte de la comunidad, quien ve estos proyectos como un atractivo turístico y de desarrollo adicional", afirmó el ejecutivo.

Comments are closed.