Cae en 8% el consumo eléctrico, pero no se disipa riesgo de racionamiento

Crisis por sequía e inseguridad en suministro de gas. Opción de cortes se mantendrá hasta fines de invierno, advirtió ministro Marcelo Tokman. Ahorro energético logrado en primera quincena de marzo equivale a no usar Colbún. El Mercurio, 16 de marzo de 2008.


En los primeros quince días de marzo, el consumo de electricidad del Sistema Interconectado Central (entre Taltal y Chiloé) ha sido un 8% inferior a las proyecciones que tenía la industria para ese período, informó el ministro de Energía, Marcelo Tokman. No obstante, dijo que la situación de estrechez sigue siendo "extremadamente delicada" y la posibilidad de un racionamiento sigue siendo latente.

El menor consumo corresponde a 10,3 GWh cada día en promedio, lo que significa no haber utilizado una Central de 410 MW, equivalente a plantas como Colbún o Nehuenco 2.

El 68% de la disminución proviene del ahorro de las familias, del sector público (incluido Gobierno y municipalidades) y el sector privado; 20%, de la disminución del voltaje; cerca de 9%, de los convenios negociados por empresas generadoras con algunos de sus clientes; y aproximadamente un 4%, de la extensión del horario de verano.

Aun con estos resultados, no existen holguras, dijo Tokman. Llamó a intensificar los esfuerzos de ahorro, porque subsisten riesgos de cortes de suministro por la salida de alguna central de gran tamaño, por lo que, "no podemos bajar la guardia".

Para compensar la caída de Nehuenco, en diciembre pasado se ha optimizado la operación de otras centrales, y también han contribuido a un aumento de la oferta la mayor disponibilidad de gas desde Argentina, para la operación de San Isidro, lo que ha permitido un aumento adicional de 50 MW.

La demanda máxima en el transcurso de marzo bordea los 6.000 MW, pero no existe ninguna holgura, enfatizó el ministro. "No descartamos que pueda haber un racionamiento hasta fines de invierno. A menos que se produzca un cambio muy importante desde el punto de vista de la hidrología, es una situación en la que vamos a estar sometidos a una estrechez muy relevante", agregó.

Tokman aseguró que no está considerado un racionamiento en el SINC (Sistema Interconetado del Norte Grande, entre Arica y Taltal). Dos son las razones para una restricción: una sequía o que se anticipe una falla prolongada en alguna central, y no se observa en esa zona ninguna de estas situaciones.

En cuanto a las protestas de los vecinos de Peñalolén por la construcción de una planta de respaldo, que debe estar lista en junio, comentó que las obras generan inconvenientes, por lo que es esperable esa reacción. Está operando el sistema de respaldo de Maipú y la ventaja de contar con la planta en el sector oriente es que "si Argentina no pudiera cumplir, no habría ningún tipo de problemas con el suministro", aseveró.

La sequía y la no disponibilidad de gas explican la situación de estrechez del SIC, pero el ministro indicó que en el reciente acuerdo, Argentina comprometió el envío de gas para los clientes residenciales comerciales y residenciales, y eso no es solamente Metrogas. Además de los swaps con San Isidro, hay envíos adicionales por el gasoducto GasAndes a la zona centro sur, que han superado los 3 millones de m°, contra 1 millón 200 mil que se recibía en enero; y hacia el norte llegaron a 500 mil m°, y antes no recibían nada.

Período de mayor consumo es entre abril y julio, dice analista
Los embalses están en su cota mínima y la situación sigue siendo crítica si no hay lluvias, señala Raúl Barahona, de Electricidad Industrial.

Un ahorro en el consumo equivalente al de Colbún, que está entre las principales generadoras hidroeléctricas, constituye un buen logro, dice Raúl Barahona, analista de Electricidad Industrial.

No obstante, piensa que la situación sigue siendo crítica porque vienen meses en que los nuevos ahorros de energía que se puedan obtener serán marginales, a lo que se suma el hecho de que el período de abril a julio es el de mayor consumo, principalmente por parte del sector industrial y minero (cobre y acero) y por el uso de la calefacción y de las luminarias.

La demanda máxima que se ha alcanzado en estos días, del orden de 6.000 MW, debería tener un fuerte aumento producto de este mayor consumo.

Por otra parte, los embalses se encuentran en su cota mínima, excepto El Maule y Laja que tienen que compartir el regadío y respecto de los cuales se ha autorizado uso excepcional del agua más allá de lo habitual, agrega. En ese contexto, y si hay pocas lluvias, opina que "seguimos estando cerca del racionamiento".

Por de pronto, en estos días debe estar disponible un aumento en la capacidad al entrar a operar la central Taltal 1; en abril entrará en operación Renca, que va a aportar 90 MW adicionales, y la minicentral de pasos Ojos del Agua y la reparación de la turbina de Laguna Verde.

Comments are closed.