Duro diagnóstico hacen empresarios salmoneros en cónclave del sector

En Aquasur los actores de esta industria calificaron de "desastroso" el panorama. Lo que pide la industria a la autoridad. El Diario FInanceiro, 27 de marzo de 2008.


En plena inauguración de la Feria Aquasur, realizada ayer en Puerto Montt, y en medio de protestas de trabajadores de Aguas Claras, empresarios salmoneros reconocieron estar pasando “un mal momento”. El alza en los costos de producción, el dólar bajo y los problemas sanitarios son las principales dificultades que vislumbran en el corto plazo.

“Estamos pasando un mal momento”, aseguró José Luis del Río, dueño y presidente del directorio de Friosur. En tanto, el ex presidente de SalmonChile y vicepresidente de la misma firma mencionada, Carlos Vial, indicó que “este año es un desastre y seguirá así hasta el 2010”, debido, explicó, a temas sanitarios producidos por enfermedades como el cáligus y el ISA -“aunque es lo de menos”, advirtió-, y el alza en los costos de los insumos como petróleo y harina de pescado.

Similar opinión manifestó Alberto Romero, gerente general de El Golfo, firma del grupo Yaconi-Santa Cruz. La industria, dijo, “se está ajustando a una realidad que será de largo plazo, de dólar bajo, enfrentando problemas sanitarios, lo que nos golpea a algunos en el entusiasmo de la inversión”. Esto se traduce en el caso de la empresa en que “estamos frenando la inversión futura. Esto significa, que de trece centros que pensábamos hacer en la Undécima región, haremos sólo diez”.

Un poco más animoso se mostró Víctor Hugo Puchi, uno de los dueños de Empresas Aquachile. A su juicio, “las crisis tienen la ventaja que ofrecen la oportunidad de revisar cosas fundamentales, como nuestra regulación para enfrentar con mayor fortaleza el futuro. Cómo aseguramos que el crecimiento alcanzado sea perdurable en el largo plazo, cómo tener áreas controladas, medidas de distancia descanso, separación regional. Si nos ponemos de acuerdo y conseguimos la atención de las autoridades será una buena oportunidad para sustentar el crecimiento futuro”.

Reconoció que “estamos en un proceso de enfermedades complicado, pero se han tomado muchas medidas, lo que nos permite pensar que lo manejaremos eficientemente pero a un nivel de costos más alto y eso afectará el costo de producción. Sin embargo, como hay un alza generalizada del precio de los alimentos en el mundo, parte de ese costo se va recuperar vía precio”.

Negocios

En relación a los negocios, Víctor Hugo Puchi reconoció que se han convertido en uno de los actores más importantes en la producción de tilapia en el mundo, indicó que ahora están en una etapa de agregar valor mediante nuevos productos y presentaciones.

En tanto, Alberto Romero, calificó como muy positiva la incorporación de El Golfo a la industria del chorito.“Hay una oferta de cultivo importante, nosotros estamos comprando la mitad, lo que significa que una serie de pequeños cultivadores chilotes se están beneficiando de un desarrollo que está haciendo la industria”, dijo. Sin embargo, indicó que “no estamos pensando en crecer en esta área, ya hicimos una planta y un cultivo de 200 hectáreas”.

Aguas Claras

Víctor Hugo Puchi informó que la planta Calbuco de Aguas Claras –empresa del Holding AquaChile- está a un 70% de su capacidad con 400 operarios y reiteró que no están dispuestos a negociar con “gente que usó la violencia”. El empresario fue increpado por un grupo de trabajadores del sindicato que lleva 45 días en huelga, en plena inauguración de la Feria, lo que impidió realizar la foto oficial.
ççjueves 27 de marzo de 2008, 5:00 AM Empresas

Salmonchile: Lo que pide la industria a la autoridad

En el discurso de apertura de Aquasur que realizó el presidente de SalmonChile, César Barros, el representante gremial reconoció que la industria tiene camino por recorrer en términos sanitarios.

“Tenemos que redefinirnos conforme a lo que hemos ido aprendiendo a través de estos años. Hoy los productores avícolas, por ejemplo, tienen sus pabellones de producción a mucha mayor distancia que lo que están nuestros centros productivos, y eso que el agua puede ser un mejor transmisor de enfermedades que el aire”, dijo Barros.

Sin embargo, el representante gremial recordó el rol del Estado en esta materia, indicando que para ello se necesita un nuevo marco regulatorio que le permita a la industria un manejo que no sólo le posibilite enfrentar el tema sanitario, sino también establecer una nueva forma de convivencia con los pescadores artesanales, turismo, miticultores y otros actores con los que la industria comparte el borde costero.

Comments are closed.