Iglesia compromete gestionar diálogo en conflicto de salmoneras

Ayer se cumplió un mes de huelga legal que el sindicato de trabajadores de la empresa Aguas Claras inició en busca de mejoras salariales. Y se mantiene en forma indefinida hasta que la empresa acepte sentarse a conversar para buscar algún acuerdo. La Nación, 12 de marzo de 2008.


Precisamente, para encontrar ese pacto, la directiva del sindicato, bajo el mando de su presidente, Benjamín Teneb, se trasladó hasta Santiago para reunirse con el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Alejandro Goic. La idea de los sindicalista es que la autoridad religiosa interceda en el conflicto, del mismo modo que lo hizo el año pasado entre la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC) y Codelco.

En la cita, la iglesia se comprometió a gestionar la conformación de una mesa tripartita. En esa línea, Teneb argumentó que "las relaciones se encuentran en un punto muerto, pero nosotros tenemos toda la disposición para negociar".

Asimismo, señaló que a pesar de que "nos han desprestigiado a nosotros como dirigentes y a los trabajadores, creemos que el conflicto tiene solución y ésa es sentarse a conversar, pues es la única forma de finalizar el problema". Además, añadió que la reunión con monseñor Goic demuestra que son capaces de flexibilizar su postura y que no son "delincuentes, sino trabajadores que buscamos mejoras integrales".

En cuanto a la respuesta que les entregó el representante de la iglesia, el secretario de negociación y conflicto de la CUT, José Ortiz, comentó que "nos pidió flexibilizar nuestras peticiones". Cuando se inició el conflicto, solicitaban un salario líquido de 350 mil pesos con 60 % de renta fija y 40% variable, ya que en la actualidad el ingreso es al revés.

"Tenemos la confianza en que se va abrir una puerta para negociar y estamos dispuestos a ceder", concluyó Ortiz.

Comments are closed.