Intendente reconoce que el plan contra la contaminación ambiental es insuficiente

Inédita autocrítica de autoridad regional de Santiago. Álvaro Erazo lamentó que no se aplicara restricción a 4 dígitos de catalíticos en preemergencia. Para este invierno se repiten, prácticamente, las mismas medidas del año pasado. El Mercurio, 27 de marzo de 2008.


Debilidad de Gobierno para combatir esmog: Intendente Erazo reconoció en autocrítica que medidas son insuficientes para este otoño-invierno. La única novedad es la restricción vehicular permanente a 4 dígitos no catalíticos entre el 1 de abril y el 31 de agosto.

"No estoy satisfecho con todas estas medidas". "No hemos logrado todo lo que quisiéramos. Nos hubiese gustado más. Necesitamos más medidas de control". "Perdimos los buenos índices (de calidad del aire) en el 2006 y no vamos a bajar la guardia para recuperarlos". "Acá no se trata de doblarle la mano de nadie".

Estas son algunas de las expresiones que emitió ayer el intendente de Santiago, Álvaro Erazo, para expresar su insatisfacción como autoridad para combatir la contaminación en la capital desde el próximo mes.

En su autocrítica, junto a los seremis metropolitanos de Salud, Mauricio Osorio; de Conama, Alejandro Smythe, y de Transportes, Pablo Rodríguez, reconoció que se trata casi del mismo "paquete" de acciones preventivas del año pasado, salvo la nueva restricción vehicular permanente a 4 dígitos de vehículos no catalíticos entre el 1 de abril y el 31 de agosto.

El plan de descontaminación, encabezado por la intendencia, comenzó a perder fuerza cuando el Ministerio de Transportes impuso anteayer la restricción vehicular a sólo 2 dígitos de vehículos catalíticos y no a 4 como estaba contemplado por decreto.

Incluso el propio seremi Rodríguez reveló que sacar 4 dígitos en preemergencia implicaba 360 mil vehículos con sello verde fuera de circulación, lo que llevaría a unas 250 mil personas a volcarse al Metro, un 20% extra de usuarios que lo haría colapsar.

"No es bueno seguir estresando a las personas y afectar su salud", lamentó.

Pese a que ambos se mostraron reconciliados ayer ante los medios, Erazo hasta el lunes seguía pensando que el Transantiago ha dado muestras ostensibles de mejoramiento y que debía primar el resguardo a la salud pública de los 6 millones de habitantes de Santiago y, por ende, no cambiar el decreto.

Otra de las disposiciones que estaban previstas para esta temporada era la revisión a los convertidores catalíticos, a contar de este mes, que hoy tienen unos 960 mil vehículos en Santiago, lo que también Transportes postergó para septiembre. Del 1,2 millón de vehículos que circula por el Área Metropolitana, según estadística del Registro Civil, el 53,7% tiene más de 10 años de uso, plazo en el que un convertidor catalítico comienza a fallar.

Tampoco hubo restricción permanente a la leña de abril a agosto como lo impulsaba la ex intendenta Adriana Delpiano, cuyas emisiones afectan la ciudad cuando fallan las condiciones de ventilación de la cuenca.

Pese a este panorama, el intendente mantiene su meta de reducir los episodios críticos respecto de 2007, es decir, bajar las 22 alertas y 6 preemergencias del año pasado.

MULTA: Un parte por no respetar la restricción vehicular llega a $48 mil pesos.

La quitada de piso que le hizo Salud al intendente Erazo

Nada de bien le fue al intendente de la Región Metropolitana, Álvaro Erazo, al intentar defender la vigencia del decreto que imponía la restricción de 4 dígitos para los vehículos catalíticos en períodos de preemergencia.

Si bien siempre se aferró a los argumentos técnicos de salud pública, a la larga hasta el Ministerio de Salud estuvo a favor de la decisión de Transportes de dejarla sólo en 2 dígitos.

La subsecretaria de Salud Pública, Jeanette Vega, explicó anoche que se trató de una decisión "de Gobierno" y, como tal, Salud la asumía como suya. "Lo que está ocurriendo es que se está privilegiando la situación de transportar a las personas", dijo.

Pero el lunes el intendente seguía a firme con la voluntad de mantener los 4 dígitos. "Yo me la he jugado por las medidas que están incorporadas en el plan de descontaminación de Santiago, que, entiendo, tienen un fundamento en orden a atenuar y mitigar los efectos de la contaminación de la Región Metropolitana", dijo haciendo alusión al decreto.

Agregó que el Transantiago ha mejorado ostensiblemente su funcionamiento desde el año pasado y, por lo tanto, correspondía someterlo a "una prueba" como la aplicación de los 4 dígitos.

Medioambientalistas critican plan de emergencia

"Es preocupante que se parta derrotado el año", opinó el coordinador del centro meteorológico de la Universidad de Santiago, Patricio Pérez, sobre las medidas que divulgó la Intendencia. Según planteó el experto, ante un otoño que se ha pronosticado como seco y la insuficiencia energética el Gobierno debería haber adoptado medidas adicionales para atacar posibles crisis: "Debería haberse reaccionado con más energía. Lo más probable es que tengamos situaciones similares a las del año pasado", dijo Pérez, quien considera que para que el plan funcione eficientemente, se deberían complementar algunos puntos. "Si aumentamos los dígitos de restricción de catalíticos, se debería disminuir la actividad de la ciudad en ese día para que no se recargue el sistema de transportes. Se podrían suspender las clases, por ejemplo", explicó.

El experto en medio ambiente de la Universidad Católica, Héctor Jorquera, coincidió con Pérez y opinó que, frente a un otoño seco, el plan de gestión de episodios críticos no será suficiente: "Mi pronóstico es que es muy poco probable que podamos mejorar lo que pasó el año pasado. Por lo menos va a haber los mismos seis episodios".

Por otro lado, el académico destacó la medida del aspirado de calles que incluye el plan. "Ese punto ha contribuido bastante a disminuir el impacto que produce el polvo en las calles", dijo.

Comments are closed.