La ONU pide suspender producción de biocombustibles

El relator especial del organismo criticó en varias oportunidades la tendencia descontrolada a utilizar maíz, cebada, azúcar o aceite vegetal como alternativa para los combustibles fósiles. La Tercera, 11 de marzo de 2008.


La producción de biocombustibles a partir de alimentos debería ser prohibida por cinco años, según un pedido del relator especial de la ONU sobre el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler.

Ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Ziegler dijo hoy que ese período debería ser aprovechado para la búsqueda de tecnologías alternativas.

Los países deberían garantizar que sólo se utilicen para producir biocombustibles plantas o desechos no aptos como alimentos, indicó Ziegler, quien sostuvo que la producción realizada hasta ahora causó aumento de los precios de los alimentos.

El relator especial de la ONU criticó en varias oportunidades la tendencia descontrolada a utilizar maíz, cebada, azúcar o aceite vegetal como alternativa para los combustibles fósiles.

"Los efectos que los biocombustibles tienen sobre el hambre son motivo de gran preocupación en lo que se refiere al derecho (humano) al alimento", escribió Ziegler en su informe.

Unos 200 kilogramos de maíz, que son convertidos en 50 litros de biocombustible que llenan el tanque de un automóvil, alcanzan para alimentar a una persona durante un año, señaló.

Ziegler advirtió que existe el riesgo de que se produzca una competencia entre alimentos y combustibles. En este contexto, los más perjudicados serían los pobres y hambrientos en los países en vías de desarrollo, debido al rápido aumento de los alimentos, las tierras y el agua.

"Es inaceptable que la creciente producción de biocombustibles conduzca a más hambre", indicó.

Comments are closed.