Temen que restricción de cuatro dígitos recargue al Transantiago

Representante de la Asociación de Automovilistas Unidos de Chile, Héctor Precht, sostuvo que limitación a 104 mil vehículos no catalíticos es ineficaz y no descontamina. El Mercurio, 08 de marzo de 2008.


No se dejaron esperar las reacciones a 24 horas de que el intendente de Santiago, Álvaro Erazo, anunciara una restricción vehicular permanente de cuatro dígitos a vehículos no catalíticos (sin sello verde) desde el 1 de abril hasta el 31 de agosto.

Ello, con el objetivo de ayudar a descontaminar la capital en los meses complejos de otoño e invierno, en que las condiciones de ventilación de Santiago son altamente deficitarias.

El presidente de la Asociación de Automovilistas Unidos de Chile, Héctor Precht, expresó que de ser efectivo que tal restricción saque de lunes a viernes más de 100 mil vehículos diarios, ello no resolverá la contaminación de Santiago.

Incluso, advirtió que más que un beneficio de la autoridad, se podría producir un perjuicio a los capitalinos, puesto que sacar del parque automotor tal cantidad de autos podría recargar al transporte público.

"De haber restricción para más de 100 mil vehículos, ello podría afectar a unas 200 mil a 300 mil personas, ya que cada auto lleva dos o tres personas que deberán usar buses y Metro. Son medidas de parche", criticó.

Precht expresó dudas respecto de que la restricción a los vehículos sin sello verde verdaderamente descontamine.

El intendente Erazo aclaró que nunca una sola acción podrá de por sí depurar el aire de Santiago, razón por la cual la autoridad dispondrá de un "paquete de medidas" contra el esmog.

Recalcó que este año el Ministerio de Transportes contará con un reforzamiento considerable de fiscalizadores de las fuentes móviles que contaminen (vehículos) a partir de abril.

Dicha cartera contará con unos 300 fiscalizadores, se explicó.

La autoridad metropolitana precisó que para descontaminar se requiere el concurso de la ciudadanía, así como de las autoridades, para hacer cumplir las acciones diseñadas.

Entre ellas, se dispondrá de más estaciones para medir la calidad del aire de la cuenca, el lavado de calles y la restricción vehicular permanente a 4 dígitos no catalíticos, entre otras.

Paliativo

Para la directora ejecutiva de Terram, Flavia Liberona, la aplicación de una restricción permanente a los no catalíticos entre abril y agosto es sólo una medida "paliativa" para resolver de fondo la contaminación de Santiago. "A lo más podría servir para algo puntual", acota la ambientalista. Y por acción estructural, explica que Santiago requiere de una planificación urbana que defina la expansión de la ciudad, y su desarrollo productivo e inmobiliario.

Comments are closed.