Transportes y Medio Ambiente enfrentados por la restricción a los catalíticos este invierno

Para los días de preemergencia. Mientras Medio Ambiente exige que sean los cuatro que señala el plan de descontaminación, Transportes quiere sólo dos. El Mercurio, 24 de marzo de 2008.


En pie de guerra se encuentran en estos momentos los ministerios de Transportes y del Medio Ambiente por el número de vehículos catalíticos (con sello verde) que deben tener restricción para circular durante los períodos de preemergencia.

Mientras Medio Ambiente "exige" que se respete lo señalado en el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA) en el Gran Santiago, que plantea que para los días de preemergencia la prohibición para los catalíticos es de cuatro dígitos, Transportes plantea que con dos es suficiente.

Claramente Transportes saca las cuentas de los miles de vehículos (ver infografía) que significa sacar de circulación en un día de preemergencia, muchos de cuyos conductores y acompañantes deben ocupar la locomoción colectiva, especialmente al Metro, que ya está bastante complicado, y el resto el Transantiago, que aún está en fase de normalización.

En un día laboral aplicar la restricción a cuatro dígitos de vehículos catalíticos significa retirar unos 384 mil vehículos, sin considerar los seis dígitos de no catalíticos que tampoco pueden transitar.

El Gobierno tiene claro que en estos momentos hay dos bienes en disputa: preservar la limpieza del aire y el adecuado transporte de las personas.

Seguramente que Transportes pondrá en la mesa de negociación que a lo más, de acuerdo a las estadísticas (ver infografía), solamente se produce una preemergencia por mes entre abril y agosto.

Además, Transportes tiene el sartén por el mango dado que posee la facultad legal para definir el número de vehículos que son afectos por una determinada restricción.

Pese a eso, a comienzos de marzo el Ministerio del Medio Ambiente se impuso cuando Transportes quiso adelantar para el 10 de marzo el inicio de la restricción y sólo con dos dígitos para los no catalíticos.

Medio Ambiente hizo ver esa vez que de acuerdo a lo estipulado en el PPDA la prohibición rige entre el 1 de abril y el 31 de agosto y el número de dígitos diarios para los sin sello verde es de cuatro dígitos.

En esa oportunidad, Transportes acató. Hay que ver qué sucederá esta semana cuando ese ministerio imponga su decisión de dos dígitos para los catalíticos en preemergencia.

La semana pasada ya hubo varias reuniones, sin éxito, entre Transportes, Medio Ambiente y la Intendencia Metropolitana para zanjar el tema que debe estar resuelto antes del 1 de abril, cuando debe comenzar la restricción vehicular.

Año con difícil escenario ambiental

Todo indica que Santiago enfrentará una temporada otoño-invierno muy complicada en materia de contaminación ambiental por la falta de lluvias a raíz del fenómeno de "La Niña".

A esto se suma que, ante los recortes de gas natural desde Argentina a Chile, las industrias capitalinas se verán obligadas a recurrir a un combustible sucio como el petróleo.

Estas son algunas de las razones que tendría el Ministerio de Medio Ambiente para "exigir" que haya una restricción de cuatro dígitos a los vehículos catalíticos durante los días de preemergencia ambiental que pueda haber en los próximos meses en Santiago.

Dicha restricción está en el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica (PPDA), de Santiago, el que fue aprobado por la Contraloría en 2007.

Es más, la propia ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, aseguró a este diario, en 2007, que esa restricción ya estaba "definida", agregando que la medida no sólo se aplicaría por razones de descontaminación de la cuenca de Santiago en los meses que vienen, sino también por el explosivo aumento del parque automotor en la capital.

En la oportunidad, la secretaria de Estado dijo que Santiago es una ciudad dinámica con seis millones de habitantes y crecimiento demográfico y económico sostenido, y "es impensable e insostenible creer que es posible que día a día haya más de un millón de vehículos circulando y queriendo confluir, gran parte de ellos, al centro de la capital".

La mayor restricción a los catalíticos se entiende, además, porque actualmente a esos vehículos no se les mide, en la revisión técnica, los óxidos de nitrógeno, que, a juicio de muchos ambientalistas, también son altamente contaminantes.

SIN ACUERDO

LA INTENDENCIA no logró acercar posiciones entre Transportes y Medio Ambiente la semana pasada.

Comments are closed.