Visita el nuevo sitio de Acción por los Cisnes

El conocido movimiento valdiviano, que ha recibido reconocimientos hasta de la propia Ministra de Medio Ambiente cuando estuvo en Valdivia, nuevamente sale al tapete. Esta vez con una nueva versión del sitio web www.accionporloscisnes.org


Un nuevo sitio web del movimiento ciudadano valdiviano Acción por los Cisnes fue publicado esta semana, previo a la marcha por los ríos, el mar y la cordillera convocada para este sábado por distintas organizaciones sociales, como empresariales de la Región de Los Ríos.

El sitio www.accionporloscisnes.org contiene noticias y enlaces a los distintos movimientos ciudadanos y organizaciones formadas en relación a impactos negativos de grandes proyectos industriales, con las que han estrechado lazos, como son el Comité de Defensa del Mar de Mehuín; Salvemos Cobquecura de la costa de la Octava Región; Comité de Defensa del Río San Pedro “Aguas Libres” de Valdivia, Los Lagos y Panguipulli; Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú de Argentina y el movimiento ciudadano Anti Pascua Lama.

QUE ES ACCION POR LOS CISNES

Acción por los Cisnes es una agrupación ciudadana que surge en Valdivia ante la alarma provocada por la muerte de los cisnes de cuello negro y el desastre ecológico que afecta al Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, en el Río Cruces.

Nació el 02 de noviembre de 2004, cuando se realizó la primera asamblea pública de la ciudad para conocer los antecedentes de este desastre ambiental y donde se acordaron y organizaron las primeras acciones de denuncia.

Desde entonces Acción por los Cisnes, según explica el sitio web, se ha convertido en un movimiento diverso en su conformación social, independiente y el que pueden participar todas las personas que comparten los propósitos y acciones de la agrupación, independiente de criterios políticos y condiciones sociales y culturales.

HISTORIA DEL MOVIMIENTO

La historia del movimiento Acción por los Cisnes está estrechamente ligada con el proyecto de instalación de la planta de Celulosa Arauco en la cuenca del río Cruces, presentado en 1995, lo que motivó, el 6 de mayo de 1996, la constitución de la primera agrupación ciudadana en contra de su instalación.

La agrupación se denominaba Acción por los Ríos (APR) y la integraban representantes de organizaciones ambientales, de agricultores, operadores turísticos y profesionales independientes, preocupados por las consecuencias de este megaproyecto.

A fines de mayo, APR emite el documento "Informe sobre el Proyecto Planta Valdivia de Celulosa Arauco y Constitución S.A." que específica los diferentes impactos que tendría el proyecto industrial en el río Cruces y en la provincia.

Luego, cuando Celco-Arauco decidió verter sus riles hacia el mar en la localidad de Mehuín, APR colaboró activamente con el Comité de Defensa de Mehuín para oponerse a la instalación de un ducto de salida en esa localidad, por las consecuencias que podría traer a los recursos marinos.

Sin embargo, en 1998 con la aprobación del proyecto con vertido al Río Cruces y un sistema de tratamiento terciario, APR comenzó a disolverse.

En Valdivia, el apoyo al proyecto industrial era mayoritario y no existía en la comunidad valdiviana interés en cuestionar su instalación definitiva. En aquel entonces se creía que la planta era importante para el crecimiento económico de la comuna y la provincia, todo respaldado con promesas de las autoridades, vinculadas a la generación de muchos puestos de trabajo.

En febrero de 2004, con la industria ya funcionando, comenzaron los primeros síntomas evidentes de contaminación. A partir del 29 de febrero, los malos olores de la planta se sienten en toda la ciudad de Valdivia, distante 56 kilómetros de sus instalaciones, lo cual provoca efectos en la salud de la población, especialmente en la de niños y adultos mayores.

El malestar y preocupación por este desagradable fenómeno motivó las primeras denuncias de dos médicos ante la autoridad y luego la conformación de un grupo de académicos de la Uach y profesionales de la comunidad que busca enfrentar esta situación y presionar al gobierno para que Celco-Arauco solucione el problema.

Desde marzo 2004, comienzan a reunirse semanalmente en el Club de la Unión de Valdivia, y organizan encuentros con autoridades ambientales y de salud. El 30 de marzo, el grupo decide presentar un Recurso de Protección por la emisión de malos olores, el que es rechazado en todas las instancias. Para seguir haciendo frente al problema de los olores, así como a otros temas ambientales de la ciudad, en mayo, sus miembros se constituyen formalmente en la nueva asociación ciudadana Agrupación por un Ambiente Saludable, Agrupas.

En agosto de 2004, Celco-Arauco, presionada por la comunidad, instala nuevos equipos para reducir sus emanaciones aéreas y la agrupación comienza lentamente a disolverse para dar paso a Acción por los Cisnes, no sin antes haber comenzado a abocarse a desentrañar la causa de la repentina, masiva y trágica muerte de los cisnes de cuello negro.

El 21 de octubre de 2004, en el marco de un debate por las elecciones municipales, convocado por diversas agrupaciones con el propósito de oír los planteamientos de los diversos candidatos en torno a la protección del medio ambiente, se hace la primera denuncia pública sobre la muerte de los cisnes, que dos días después conocería todo el país.

QUE BUSCAN

Desde la fundación de Acción por los Cisnes y sobre la base de diversos estudios encargados por el gobierno y los informes de monitoreo de Celco-Arauco, esta agrupación ciudadana busca demostrar la magnitud del desastre que amenaza el entorno, la identidad y la salud de la provincia y contribuir a establecer sus causas.

El objetivo de Acción por los Cisnes ha sido detener las causas del grave deterioro ecológico que afecta al Santuario de la Naturaleza del Río Cruces así como los riesgos que esta situación representa para la salud de las personas.

LOGROS DEL MOVIMIENTO VALDIVIANO

Con el fundamento esencial de exigir información transparente sobre lo acontecido en el Santuario y la más rigurosa aplicación de la legislación ambiental, Acción por los Cisnes puso en evidencia los incumplimientos de Celco-Arauco y las deficiencias de la fiscalización gubernamental.

“El esfuerzo de nuestra agrupación ha dejado al descubierto las graves limitaciones de la institucionalidad ambiental y emplazado al Estado para que dé prioridad al conflicto y vele por la integridad de la ciudadanía y su entorno natural. Sin este trabajo el desastre no habría adquirido la notoriedad nacional e internacional alcanzada”, expresa el historial del sitio web.

El “caso cisnes” de Valdivia ha marcado, así, un antes y un después en la historia de la institucionalidad ambiental de Chile, reconocimiento realizado incluso por la propia Ministra de Medioambiente, Ana Lya Uriarte, en su última visita a Valdivia.

Esto ha permitido iniciar una discusión sobre los derechos ambientales y el trabajo de los ciudadanos agrupados en APC, ejemplo e inspiración para muchos otros grupos en Chile que defienden su medioambiente y exigen mayor respeto por sus derechos.

Más Información:
José Araya
09 0994092

 

 

Comments are closed.