Contaminación de Santiago

Carta al Director de Paola Vasconi, Coordinadora Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en la Tercera el 30 de marzo de 2008


Señor Director:
En los últimos días se desató un fuerte debate público, principalmente dentro de las instituciones públicas encargadas de administrar el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de Santiago (PPDA) en relación a la restricción vehicular. Esto debido a las indicaciones contenidas en el decreto Nº58 de la SEGPRES, publicado en abril de 2007, que estableció que sería Transporte el encargado de materializar la restricción vehicular .

Así, hace unos días y haciendo uso de sus facultades, Transporte resolvió dejar fuera la ampliación de la restricción vehicular a los autos con convertidor catalítico.

Si bien, no estoy de acuerdo con la restricción vehicular, como política de descontaminación para Santiago, pues creo que el Estado debe buscar mecanismos para desincentivar el uso del automóvil, en un año que se prevé complejo desde el punto de vista atmosférico y energético, ésta era una de la pocas medidas paliativas para proteger la salud de los santiaguinos a la que las autoridades ambientales y regionales podían echar mano en caso de enfrentar episodios críticos de contaminación.

La decisión de Transporte no sólo marca un manifiesto retroceso ambiental, sino que da una señal clara de la urgencia que debe dar el Gobierno a la necesaria reforma a nuestra institucionalidad ambiental.

Comments are closed.