Críticas ecológicas al plan de Bush

El presidente George W. Bush recibió duras críticas a la propuesta que anunció el miércoles en Washington, según la cual Estados Unidos no tendría que tratar de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero durante los próximos 15 años. BBC Mundo, 17 de abril de 2008


Según Bush, Estados Unidos debería continuar libremente con su patrón de emisiones de dióxido de carbono hasta alcanzar el nivel máximo en unos 15 años, para entonces empezar a reducirlas de cara al 2025.

Según el pronóstico del plan publicado por la Casa Blanca, "el aumento de las emisiones se ralentizará durante la próxima década, se detendrá en 2025 y se empezará a revertir a partir de entonces, siempre y cuando la tecnología siga avanzando".

El anuncio de Bush avivó el inicio de una conferencia sobre clima celebrada este jueves en París, auspiciada por Estados Unidos, a la que asisten delegados de 17 países cuyas economías juntas emiten un 80% de las emisiones globales de CO2.

Reacciones

El ministro sudafricano de Medio Ambiente, Marthinus van Schalkwyk, que asiste a la conferencia de París, criticó la falta de urgencia del anuncio de Bush y dijo que con esa política Estados Unidos se quedaría excluido frente a la mayoría arrasadora del resto de países del mundo.

Van Schalkwy, ministro de la economía más fuerte de África, calificó la propuesta de Bush como poco ambiciosa y decepcionante, ya que muchos otros países industrializados ya están cortando sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Críticas en casa

Dentro de Estados Unidos, el grupo ambientalista más grande del país, el Sierrra Club, dijo que la propuesta de Bush es "extremadamente insuficiente".

"Los científicos dicen que tenemos que cortar el total de las emisiones en al menos un 15 o 20% para el 2020, y un 80% para el 2050, para evitar los efectos más catastróficos del calentamiento global", declaró Carl Pope, director ejecutivo del Sierra Club.

"Según el plan del presidente necesitaríamos un verdadero milagro para salvarnos del calentamiento global", concluyó en un comunicado.

Por su parte, la jefa de la Comisión para el Medio Ambiente del Senado de Estados Unidos, Barbara Boxer, dijo que las propuestas del presidente Bush resultarían en una parálisis del país mientras los gases invernaderos alcanzan niveles peligrosos.

Los tres rivales a la presidencia de Estados Unidos – John McCain, Barack Obama y Hillary Clinton – favorecen políticas más duras contra el cambio climático, que incluyen un límite a las emisiones industriales de dióxido de carbono y un sistema de canje de emisiones como el que opera en la Unión Europea.

CONFERENCIA DE PARÍS
Países asistentes: Australia, Brasil, Reino Unido, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Corea del Sur, México, Rusia, Sudáfrica y Estados Unidos, además de representaciones de la Unión Europea y Naciones Unidas.

Comments are closed.