Límite urbano de Santiago

Carta al director de Paola Vasconi, Coordinadora del Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, publicada en La Tercera, 23 de abril de 2008.


Una vez más el Ministerio de Vivienda sucumbe a las presiones inmobiliarias y propone nueva expansión para Santiago. Esto, sin considerar las nefastas consecuencias que traerá en la contaminación del aire capitalino. Si bien el problema de la calidad del aire de Santiago tiene su mayor explicación en las condiciones geográficas y meteorológicas, nadie duda del estrecho vínculo entre el crecimiento horizontal de la capital y la polución atmosférica.

Santiago es la ciudad más poblada y densa del país; concentra el 40% del total (5,7 millones) y prevé un aumento de 2,1 millones de personas al 2030. Una ciudad cada vez más extensa ha significado viajes de mayor longitud, situación agravada por la concentración horaria y espacial del transporte.

Hoy, como resultado de la falta de planificación territorial, la capital sufre por la contaminación atmosférica, déficit de espacios públicos, falta de áreas verdes, proliferación de vertederos ilegales, entre otros. Las condiciones geográficas y meteorológicas de Santiago, que agudizan su calidad del aire, son factores que no podemos controlar. La extensión y la planificación de la ciudad de Santiago sí.

Comments are closed.