Mayoría de capitalinos no quiere cambiar áreas verdes por viviendas

Estudio Universidad Central-Publimetro. La contaminación (43%), congestión vehicular (30,7%) y falta de áreas verdes, fueron consignadas como lo pero del crecimiento de Santiago. www.fscucentral.cl, 29 de abril de 2008.


La propuesta de ampliar el radio urbano de la ciudad en alrededor de 11 mil hectáreas, que dio a conocer el nuevo Seremi de Vivienda, Carlos Estévez, no agradó a una amplia mayoría de los residentes de la Región Metropolitana. Esto, fue lo que pudo comprobar el estudio de opinión que realizó el Centro de Estudios Sociales y Opinión Pública (CESOP) de la Universidad Central en conjunto con Publimetro realizado a durante esta semana.

El sondeo telefónico, incluyó a 300 personas de la capital, con el propósito de conocer las opiniones  que tienen sus residentes sobre el crecimiento urbano en Santiago.

De acuerdo a sus resultados, el 78% de las personas considera una "aberración" la ampliación en 600.000 ha. de áreas verdes para el crecimiento urbano, mientras que el 22% opina que "está bien, es el costo del desarrollo". El académico de la Facultad de Ciencias Sociales de la UCentral, Arístides Giavelli, explica. "Esta respuesta tan categórica, quizás se puede explicar al considerar la historia del caótico desarrollo urbano de las últimas décadas, donde los planes reguladores no respetados contrastan con la libertad de los agentes inmobiliarios privados".

Y agrega: "se plantea que se considerarán allí las áreas verdes y zonas para viviendas populares que contribuyan a disminuir la exclusión espacial de los pobres. Esto es lo que dice el papel, otra cosa distinta es lo que ocurre después en la realidad. ¿Cuántas villas "cercadas" se habrán de construir, profundizando las zonas exclusivas y agudizando la segmentación social? ¿Cuál será la forma y el destino cierto de las áreas verdes? ¿Dónde quedarán ubicados los pobres y en qué forma? Hay demasiadas preguntas por hacer.

En otro aspecto, al ser consultados sobre qué debiera hacer la autoridad para Santiago en el futuro, el 91,7% dice que se debe "promover la instalación de empresas en regiones para evitar la inmigración", mientras que sólo el 8,3% opina que hay que "dejar que siga creciendo porque Santiago es Chile". "La opinión clara de los consultados tiene directa relación con la forma de crecimiento seguida por nuestra capital, donde el mercado inmobiliario parece decisivo en la falta de planificación urbana, produciéndose los fenómenos de micro-planificación, fragmentación, falta de integración social de los diferentes  estratos y segregación de vastos sectores", explica el académico de Universidad Central.

No obstante, al preguntar qué es lo peor del crecimiento de Santiago las opiniones se dividen en porcentajes similares: contaminación (43,3%), congestión vehicular (30,7), y falta de áreas verdes (25,7%). "Aunque exista una falta de preocupación por cuidar y preservar nuestra ciudad, Santiago es nuestro hábitat todos los días, y, como tal está completamente involucrado con nuestro nivel de calidad de vida. Por ello, los santiaguinos encuestados no dudan en indicar lo que estiman peor de su crecimiento, cuyas respuestas agrupadas conforman nada menos que el 99.7 % de las afirmaciones", comenta Arístides Giavelli.

Finalmente, al consultar cómo debiera crecer Santiago, nuevamente las respuestas se dividen. Tal como ahora, con equilibrio entre casas y departamentos, agrupa a un 37,7 % de los encuestados. Un porcentaje similar considera que no debe haber más departamentos, porque las calles se llenan de autos (35%), mientras que el 24% estima que ante la falta de terreno debieran construirse sólo departamentos. "Aquí parece no advertirse que tal como se construye hasta ahora es justamente una de las causales del deterioro de la ciudad", critica Arístides Giavelli, Doctor Rerum Naturalium y docente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central.

Comments are closed.