Nuevo lago de origen glacial desapareció en el sur de Chile

Expertos del CECS de Valdivia constataron el vaciamiento del Cachet 2, ubicado en Campo de Hielo Norte y con un volumen estimado de 200.000 millones de litros de agua. Cooperativa.cl, 09 de abril de 2008.


Expertos del Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS) detallaron la desaparición de un nuevo lago de origen glacial en la Región de Aysén, luego de ser alertados sobre una "crecida inusitada" del río Baker.

Los glaciólogos del CECS explicaron que "los temores de que se tratara de un nuevo vaciamiento glacial, fueron confirmados por Jonathan Leidich, de la empresa Patagonia Adventure Expedicions, quien visitó la zona afectada en helicóptero durante el día de hoy (miércoles), obteniendo un valioso registro fotográfico y descubriendo el origen del fenómeno".

Se trata del lago Cachet 2 (47°12′ S – 73°15′ W), en el sector oriental de Campo de Hielo Norte. Entre abril y mayo de 2007 desapareció el Lago Témpanos en Campo de Hielo Sur, que tenía 1,8 kilómetros cuadrados y un volumen de agua estimado en 0.04 kilómetros cúbicos.

El CECS precisó que el Cachet 2 es "un lago dos veces y medio más grande en área, de cinco kilómetros de largo por casi un kilómetro de ancho, y un volumen estimado de agua cinco veces mayor, de 0,2 kilómetros cúbicos, vale decir, 200 mil millones de litros, los cuales se vaciaron casi completamente en un período estimado de pocas horas entre la noche del 6 y la madrugada del 7 de abril, provocando un colapso de parte del frente del glaciar Colonia, y luego inundando partes importantes del valle del río Colonia y del río Baker, afortunadamente sin causar accidentes ni pérdidas de vidas humanas".

La frecuencia de este tipo de fenómenos en la región austral de Chile tiene alertados a los científicos del CECS, porque confirma que estos eventos, que ocurren episódicamente en cuencas glaciares, están probablemente siendo cada vez más frecuentes debido al aumento de temperatura ligado al cambio climático que experimenta nuestro planeta", dijeron los expertos.

Gino Casassa, glaciólogo del centro, manifestó que el último evento de vaciamiento glaciar se había registrado en la cuenca del Río Colonia hace aproximadamente 40 años.

"Esta inundación nos recuerda que eventos como éste pueden ocurrir en forma periódica y amplificarse por el calentamiento reciente que experimenta la zona", apuntaron.

"Sin duda que las altas temperaturas que experimentó la Región de Aysén este verano favorecieron fuertes tasas de derretimiento del hielo, generando agua de fusión que al acumularse en lagos en las márgenes de los glaciares, pueden gatillar vaciamientos repentinos como el observado", agregó Andrés Rivera, también glaciólogo del CECS.

 

 

Comments are closed.