Piojos del salmón

Columna de opinión de Giuliana Furci, Coordinadora del Programa de Salmonicultura de Fundación Terram, publicada el 18 de abril de 2008 en La Estrella de Chiloé.


Recientemente se realizó en Puerto Varas un seminario sobre los “piojos de mar”, y en gran parte sobre los “piojos del salmón”, conocidos en nuestro país con el nombre de caligus. De las ponencias presentadas destacaron las de científicos de tres países productores de salmón cultivado: Chile, Canadá y Noruega.

Noruega, principal productor de salmón, destacó por su actitud pro-activa en el sentido de asumir los intercambios que ocurren entre salmones salvajes y cultivados, contexto en el cual éstos últimos constituyen un fuerte foco de contagio de los piojos. Por esta razón, ese país nórdico determinó dejar fiordos libres de acuicultura con el fin de proteger sus stocks de salmones salvajes.

Canadá, por el contrario, aún está entrampado en discusiones respecto a si tal interacción existe. Enfrentados con la experiencia noruega, y con numerosas ponencias de renombrados científicos de la Columbia Británica (Oeste de Canadá), además de la reciente decisión del gobierno provincial de dicha región de Canadá de establecer una moratoria a la entrega de concesiones, los representantes de Canadá manifestaron su disposición de mirar la opción de establecer áreas libres de acuicultura como medida de protección a sus salmones salvajes que, según numerosos científicos, están en serio riesgo.

Chile no posee poblaciones de salmones silvestres que interactúen con los cultivados. Sin embargo, fue sorprendente conocer los resultados de investigaciones conducidas por científicos de la Universidad de Los Lagos en las que se comprueba que el róbalo, una especie chilena de interés comercial, es contagiado con caligus por los salmones que viven en jaulas y que están, en muchos casos, infestados con estos piojos.

Aún falta investigar los efectos de estos parásitos sobre los róbalos, pero desde ya sería recomendable que las autoridades estudiaran los impactos de la salmonicultura sobre especies nativas de nuestro país, y proyectaran el establecimiento de áreas libres de acuicultura en el sur de Chile con fines de protección.

Comments are closed.