Polución de calderas industriales empeoraría la contaminación

Advierte la Universidad Central para este invierno en Santiago. Estudio de plantel privado reveló que ello se debe a emisiones por uso de petróleo en vez de gas natural de Argentina. El Mercurio, 03 de abril de 2008.


El Centro de Desarrollo Medioambiental de la Universidad Central estimó que los meses de otoño-invierno 2008 para Santiago serán tan complejos como los vividos en los años 2006 y 2007 en términos de contaminación del aire, debido en buena parte a los efectos nocivos del uso de petróleo en la emisión de las calderas industriales.

Así lo proyectó el director de dicho centro del plantel privado, profesor Andrés González, en virtud del estudio sobre emisiones de material particulado referidas sólo a calderas industriales.

"Pienso que 2008 va a ser tan serio como el 2007 en términos de contaminación. Ello porque tengo entendido que este año va a ser frío y se mantiene el corte de gas natural de Argentina que afecta las fuentes fijas grandes en las emisiones de material particulado de Santiago", dijo.

La investigación académica resulta inédita a la hora de determinar los efectos de la reconversión de gas natural a petróleo a partir de 2006 en la contaminación de Santiago.

El profesor González explicó que en el período 1998-2006 se observó un aumento de las fuentes fijas, en términos generales, en un 170%, al pasarse de 2.514 a 6.789 fuentes (empresas), mientras que las emisiones en ese mismo período se redujeron en 54% al pasarse de las 1.486 a 683 emisiones.

Y dicho quiebre positivo obedece al plan de descontaminación, en el cual una de sus medidas fue la utilización de gas natural en los procesos productivos de la industria hasta el año 2005, dijo.

Pero el académico precisó que a partir de 2006, cuando ya se empiezan a sentir los efectos de los recortes de gas trasandino, ello repercute en las emisiones de material particulado en las industrias y sus procesos, que en conjunto representan entre 92% de las emisiones en el año 1998 hasta el 85% en el año 2006.

Agregó que su investigación analizó las calderas industriales y el impacto en éstas por la reducción del suministro de gas natural, las que representan el 32% de las emisiones de material particulado en cuanto a fuentes fijas.

Y la conclusión de la investigación fue que la merma total de gas natural en 2007 en las calderas industriales en Santiago significó la emisión de 440 toneladas al año de material particulado y no 250 toneladas anuales como lo cuantifica la Autoridad Sanitaria (Ministerio de Salud) en virtud de un dato no actualizado, explicó el académico.

BONANZA

2005 En ese año hubo tan sólo cuatro alertas y dos preemergencias al disponerse de gas natural argentino para los procesos industriales.

Comments are closed.