Alerta ambiental por derrame químico

En el puerto de Ventanas. Unos 180 mil litros de un derivado del etanol vertidos al mar. El Mercurio, 11 de junio de 2008.


Un derrame del compuesto conocido como 2-etil hexanol, un derivado del etanol, se produjo en un centro de acopio de la empresa Panimex, ubicado en recintos del puerto de Ventanas, en la comuna de Puchuncaví, V Región.

La emergencia quedó al descubierto pasadas las 5 de la madrugada de ayer cuando un guardia advirtió el vertimiento desde una de las válvulas de traspaso entre estanques.

El producto escurrió hasta el estero Campiche y luego al mar. Las autoridades estimaron que al menos unos 180 mil litros fueron derramados.

El aire se hizo irrespirable en el sector, por lo que se debió evacuar a los trabajadores de empresas vecinas.

Dos lactantes y 25 alumnos de la escuela Sargento Aldea fueron atendidos en la posta de la localidad por irritaciones en la garganta, ojos y dolor de cabeza, tras lo cual fueron enviados a sus hogares. Las clases fueron suspendidas.

En la playa se detectó una mortandad de peces, la que aún no ha sido cuantificada.

Hasta el lugar llegaron el gobernador de Valparaíso, Ricardo Bravo, y representantes de diversos servicios. La autoridad sanitaria inició un sumario y declaró alerta ambiental, aun cuando se aseguró que el escurrimiento fue controlado.

El gobernador Bravo dijo que los sumarios en curso son motivados por los daños experimentados en la zona amagada.

"La responsabilidad de quien produce el vertimiento está muy clara. Lo que debe determinarse, por las autoridades competentes, son sus consecuencias. Tanto en lo civil como en lo ambiental, como lo son los sumarios que instruyen la autoridad marítima, la sanitaria y Conama", dijo.

Bravo recomendó a la población evitar concurrir a la playa donde la arena está contaminada y en ningún caso consumir especies muertas.

Comments are closed.