Ecologistas insatisfechos con anuncio presidencial en materia medioambiental

Para la Directora Ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, no es nuevo el anuncio de la presidenta Bachelet sobre el rechazo de Chile a la captura y muerte de ballenas con fines científicos y el proyecto de ley que declararía al país como "territorio libre" de la caza de cetáceos y lo nombraría como "monumento Nacional". Terra.es, 31 de mayo de 2008.


Juan Pablo Orrego señaló que la Presidenta Bachelet entregó señales ambiguas frente a alternativas energéticas como Hidroaysén y Fundación Terram agrega que la mandataria no abordó las soluciones de fondo para la salmonicultura.

"El bajo perfil que tuvo el tema medioambiental en el discurso de la Presidenta Bachelet, me parece sorprendente".

Con estas palabras el coordinador de Ecosistemas, Juan Pablo Orrego, describe su asombro frente a todos los temas que la presidenta Bachelet no abordó en su discurso ante el Congreso el 21 de mayo pasado.

A su juicio, en un planeta donde naciones como las europeas están trabajando arduamente en planes de contingencia ante el calentamiento global y sus consecuencias en Chile "se hacen oídos sordos a todo esto y no se entiende la dimensión real de la crisis planetaria".

Según Orrego, la presidenta entregó un discurso completamente desconectado de la realidad actual, dejando de abordar temas graves como la crisis alimentaria.

"No hay una palabra del tema de la agricultura. En un momento en que la crisis de los alimentos es severa y está causando muertes en otros países por la carestía de los alimentos. Chile tiene un enorme potencial que se puede fomentar en una agricultura orgánica diversificada", señala el ecologista.

El representante de una de las organizaciones integrantes del Consejo de Defensa de la Patagonia se refirió también a las afirmaciones que la presidenta Michelle Bachelet hizo sobre energía productiva y sustentable.

"Un Chile productivo es un Chile sustentable, porque no hay un dilema real que resolver entre crecimiento y medio ambiente, porque ambas cosas tenemos que hacerlas bien", indicó Bachelet en su discurso.

A juicio de Orrego, ellos también mantienen esta opinión ya que nunca se han opuesto a la hidroelectricidad per se, sino que "hay que mirar proyecto por proyecto, cuenca por cuenca y hacer evaluaciones muy rigurosas en periodos largo que realmente te permitan entender si un proyecto puede ser benéfico o perjudicial, tanto para una localidad como para el país como un todo".

Agrega que lo que sí usan como un principio obvio es que mientras más grande la escala del proyecto es también mayor el riesgo.

"Y en el tema hidroeléctrico mientras mayores son los embalses y los muros que bloquean los ríos más probable es que los impactos ambientales sean negativos para la cuenca y el propio río".

A su juicio, el discurso de la presidenta es ambiguo, ya que se puede leer como favorable a la campaña "Patagonia Sin Represas" como también se puede entender como un claro apoyo al proyecto de Hidroaysén.

"Hay una ambigüedad que es muy típica de la presidenta a estas alturas en este tema, que permite hacer lecturas opuestas y se han hecho", indica.

Orrego afirma además que "durante los últimos gobiernos de la Concertación, desde Eduardo Frei en adelante, cuando la autoridad dice ‘vamos a adoptar una actitud neutra y vamos a dejar que las leyes y las instituciones funcionen’ significa que le están dando la pasada a la empresa privada".

Agrega que en la era del ex presidente Ricardo Lagos esta situación sucedió con CELCO, ya que todo el sistema jurídico chileno está sesgado a favor de las empresas privadas.

Señala que las organizaciones que se oponen a Hidroaysén esperan que la autoridad sea mucho más proactiva y con valores reales en materia medioambiental, "mucho más profundos que el crecimiento económico sostenido".

Anuncios que ya se conocían
Para la Directora Ejecutiva de la Fundación Terram, Flavio Liberona, no es nuevo el anuncio de la presidenta Bachelet sobre el rechazo de Chile a la captura y muerte de ballenas con fines científicos y el proyecto de ley que declararía al país como "territorio libre" de la caza de cetáceos y lo nombraría como "monumento Nacional".

"Hoy día este decreto existe y en las aguas territoriales chilenas no se pueden cazar ballenas hasta el año 2025, y lo que ha anunciado la presidenta es una extensión de este decreto en forma indefinida", indica Liberona.

Agrega que este anuncio responde más bien a un hecho político que a un gran cambio.

Tampoco se muestra satisfecha con las referencias hechas a la salmonicultura, ya que le parece preocupante que en el discurso presidencial se haga referencia a un sector productivo exportador sin hacerse cargo de las consecuencias ambientales, sociales y laborales que genera.

"El Gobierno y el empresariado se tiene que hacer cargo, ya que hoy la industria salmonera es el tercer sector exportador y está en una crisis sanitaria con severas consecuencias sociales y ambientales, de las cuales ni el Estado ni la empresa se están haciendo cargo".

Agrega que la cifra de trabajadores despedidos de enero a la fecha entre la X y XI Región se eleva a 2000, y la presidenta no se refirió a este problema.

Indica también que la crisis sanitaria que vive la industria salmonera está generando graves daños al ecosistema de las zonas en las que se desarrolla; situación que no es fiscalizada por los organismos respectivos debido a la falta de recursos para desarrollar esta labor.

Comments are closed.