El esmog atora a los expertos

Piden cambios al índice predictivo, prohibir estufas a leña y más restricción a catalíticos. La Nación, 03 de junio de 2008.


La intendencia define un nuevo panel de científicos para atacar un problema que, sólo con la crisis del fin de semana, incidirá en un aumento de entre un 30% y 40% de consultas médicas.
 
El fin de semana más negro en los últimos nueve años en Santiago no cesa de emitir conclusiones. El índice de contaminación llegó a 442, el más alto registrado desde el año 2000, rozando la emergencia ambiental como no sucede desde 1999. Ese sólo dato, de hecho, hará aumentar entre un 30% y 40% las consultas médicas, reveló el intendente, Álvaro Erazo.

Antes de este escenario, la autoridad reiteró que convocará a un panel de expertos para que propongan mejoras al sistema de pronóstico de episodios críticos, debido a que el actual presenta una "fiabilidad cercana al 40%", dice, hecho que determinó que, en lugar de decretar preemergencia se sancionara erróneamente una alerta.

Dicho error predictivo expuso el sábado por la noche a la población de Pudahuel y Cerro Navia a niveles altísimos de esmog sin que hubiesen medidas de mitigación adecuadas para evitar que las personas respiraran los tóxicos ese día.

Por lo anterior, los expertos del Centro Nacional de Medio Ambiente, Cenma, y del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile, a quienes se suma la Fundación Terram, plantean como "fundamental" cambiar el índice que sirve de base para decretar alertas o preemergencias -llamado ICAP-, por cuanto tal como está "introduce una fuerte distorsión, haciendo que las medidas de mitigación se tomen al día siguiente de la noche en que se registran los altos índices".

Manuel Merino, del Cenma, precisa que la restricción a autos con catalíticos, la paralización de fuentes industriales y la prohibición transitoria de uso de estufas a leña de doble cámara, "llegaron tarde el domingo".

¿Qué hacer? Cambiar el ciclo ICAP que hoy opera con el promedio entre las cero y 24 horas del día anterior, por uno que vaya entre las 6 am de un día y otro, de modo que considere el habitual peak que se produce entre la tarde y madrugada de cada jornada.

Otro cambio sugerido apunta a que la población, además del ICAP corregido, conozca la cantidad de microgramos por metro cúbico de esmog a la que está expuesta para evitar ir al centro o realizar actividades físicas que no se previenen, por ejemplo, en episodios de alerta.

Estufas y catalíticos

El Cenma, además, reitera la necesidad de restringir a los autos con catalítico (dos dígitos en alerta y cuatro en preemergencia), y sobre todo prohibir "totalmente" el uso de leña en la calefacción domiciliaria por cuanto las 70 mil estufas emiten 693 toneladas al año de esmog (la mitad que la industria, más que los autos y los buses). "Las emisiones de leña son las que mayor impacto tienen en otoño-invierno y en día de episodios", pues sólo "se produce en un periodo de 5 meses, durante cinco horas diarias y en horas de mayor estabilidad atmosférica".

Comments are closed.