Japón sale sin rasguños de conferencia ballenera

Los delegados partieron luego de una reunión sin confrontaciones, pero antes formaron un grupo de trabajo que propondrá decisiones. Sólo se votó el aumento de la cuota de captura en Groenlandia, el que se rechazó. El Mercurio, 28 de junio de 2008.


A pesar del ambiente de consenso que reinó durante la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) en Santiago, las declaraciones del vocero de la delegación japonesa, Glenn Inwood, dejaron en claro que no habrá un cambio en la posición nipona respecto de la caza científica.

"Japón continuará con sus programas letales de investigación en la Antártica y en el noroeste del Pacífico, así como también con la caza sustentable de las especies cetáceas no suscritas a la CBI en aguas japonesas", dijo el portavoz a AFP al cierre de la conferencia.

Ryotaru Suzuki, coordinador de la división océano del Ministerio de Relaciones Exteriores nipón, señaló a Reuters que "todo tipo de resoluciones y negociaciones en contra de Japón en el pasado (…) no nos detuvieron". Agregó que eso es "una realidad" y que los grupos conservacionistas "necesitan enfrentarla".

La conferencia evitó las votaciones, para apurar consensos. Incluyó en las conversaciones a las antes excluidas organizaciones no gubernamentales, y se puso un horizonte de dos años para llegar a definiciones. Además, constituyó un equipo de trabajo que presentará propuestas para la modernización de la entidad.

El grupo, integrado por 25 países -entre los que se encuentra Chile-, debatirá sobre 33 temas; entre éstos, la revisión de las infracciones a los acuerdos y la amenaza del cambio climático para los cetáceos. Tendrán su primera reunión en septiembre

No más caza

Groenlandia pidió ampliar en 10 ballenas jorobadas su cuota de caza aborigen de 231 cetáceos. Se rechazó la idea 36 – 29.

Comments are closed.