Lanzan programa de instalación de ampolletas eficientes

El Ministerio de Energía y Chilectra presentaron el Programa de Recambio de Ampolletas Eficientes para la Región Metropolitana, correspondiente al 40% de las familias más pobres del país. Si cada hogar chileno reemplazara apenas una ampolleta tradicional por una eficiente, el consumo de energía del país tendría una disminución cercana a 300 GWh/ año, equivalente al consumo de una ciudad de 500.000 habitantes, lo que significaría un ahorro para los hogares de aproximadamente US$ 60 millones anuales. La Tercera On Line, 17 de junio de 2008.


El Ministerio de Energía y Chilectra presentaron el Programa de Recambio de Ampolletas Eficientes para la Región Metropolitana, correspondiente al 40% de las familias más pobres del país, de acuerdo a la ficha de protección social que elabora el Ministerio de Planificación (Mideplan).

Para el caso de Chilectra, el programa consiste en entregar 2 ampolletas eficientes a cada familia beneficiaria, equivalente a 227.000 potenciales clientes, los que reciben.

"Chilectra apoya esta iniciativa del Gobierno que busca cambiar 1,5 millón de ampolletas a nivel nacional, en el marco de la política de eficiencia energética de la compañía, que tiene por objeto contribuir a crear una cultura entre la ciudadanía sobre el uso racional de todos los recursos energéticos”, aseguró Rafael López Rueda, gerente general de Chilectra.

En febrero de este año, dio a conocer los resultados de un estudio piloto sobre el uso de ampolletas eficientes, el que buscó determinar el impacto que tendría el uso masivo de ampolletas eficientes, tanto en el presupuesto familiar como en la calidad de la iluminación entregada por esta tecnología.

Producto del uso de las ampolletas eficientes, el consumo promedio mensual de las familias bajó de 133 kWh a 108 kWh. Esto representa una disminución de 19% en el consumo mensual, lo que equivale a una rebaja en las cuentas de luz de $2.500, considerando el valor de la electricidad a enero de 2008.

El 95% de quienes participaron en el estudio evaluó muy positivamente la calidad lumínica de las nuevas ampolletas instaladas. Incluso, algunas familias consideran que mejoró la iluminación de los recintos.

A pesar de que las ampolletas eficientes son más caras que las tradicionales –su costo asciende a unos $ 3.000, es decir, unas 10 veces más-, su compra se financia en menos de cinco meses de uso, dado los ahorros que éstas generan. A ello se suma que este tipo de ampolletas tienen una vida útil seis veces más larga que las incandescentes.

Comments are closed.