Medio Ambiente: la mirada desde dentro

Columna de opinión de Sebastián Ainzúa, Economista de Fundación Terram, publicada en portal Foro Cuidadano.cl el 04 de junio de 2008.


Desde 1972 que cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, fecha en la cual se trata de sensibilizar a la opinión mundial en relación a temas ambientales, intensificando la atención y la acción política. Por esto que Terram, fundación que trabaja por la sustentabilidad y la protección de nuestro medioambiente está presente a través de esta columna escrita por Sebastián Ainzúa, economista de la fundación.

En el día del medio ambiente es bueno detenerse y reflexionar sobre el significado de este concepto en el contexto del desarrollo. En primer término, es necesario recalcar que el ser humano no está desvinculado del medio natural. Somos parte de los ecosistemas, donde las influencias van en dos direcciones: el medio nos influencia y nosotros lo influenciamos a él.

Esto, aunque parezca obvio no lo es tanto, cuando observamos que se habla del "medio ambiente" como algo ajeno a nosotros: "Debemos cuidar el Medio Ambiente", este mensaje se escucha a menudo, como si eso fuera algo etéreo y lejano.

Ese alejamiento entre el hombre y la base material, es aún más patente en la economía. Los cierto es que en las últimas décadas, se ha tratado de avanzar en la corrección de esta falencia, a causa de los evidentes problemas ocasionados por la sobre utilización de los recursos naturales, que ha sido provocada -en parte- por la noción (o mejor dicho, la omisión) de la economía neoclásica, al plantear un modelo de desarrollo que considera los recursos naturales como "no agotables".

En rigor, no incorporaba la base natural como una restricción sobre la producción y el consumo. Aquí, claramente, se asumieron modelos económicos autosustentados. Es decir, autosuficientes: que no requerían de elementos externos para su desarrollo. Ese es el mayor error cometido por la economía y una de las variables que ha generado el más alto impacto de la actividad productiva sobre el medio natural. Pero, por cierto, los desequilibrios del medio provocados por el hombre, no provienen de Adam Smith, sino mucho antes. En efecto, en el desarrollo de la Humanidad ésta ha dado dos saltos cualitativos de gran trascendencia sobre el medio ambiente:

El primero se produjo durante el Neolítico con aparición de la ganadería y agricultura: con ello, la humanidad dejó de depender de los excedentes de producción de los sistemas naturales, logrando así administrar stocks alimenticios por primera vez en su historia. Con esta revolución, el hombre deja de ser una pequeña especie más que ocupa su nicho en la biosfera, para convertirse en una especie prepotente, capaz de aumentar constantemente su stock demográfico por encima de cualquier previsión ecológica y capaz de ir aumentando sus consumos de energía, por sobre lo necesario para subsistir.

El segundo gran salto, se produjo entre el siglo XVIII y XIX con la Revolución Industrial al poder capturar la energía fósil, dejando así de depender únicamente del sol a través de las plantas y recurrir a un sol fosilizado en el carbón mineral y el petróleo. En el siglo XVIII no se inventan las máquinas sino los motores y la novedad radica en esta invención. Fue la existencia del carbón y después del petróleo, lo que permitió pasar de la máquina al motor.

No es casual que estos dos fenómenos tan relevantes en los impactos del hombre sobre el medio ambiente, sean justamente puestos en el tapete de la discusión actual sobre cambio climático y seguridad alimentaria: La quema de combustibles fósiles, es uno de los principales factores causantes del calentamiento global que ha afectado los climas y genera impactos sobre al producción de alimentos, los que se han encarecido fuertemente.

Eso se debe a la forma separada con que hemos abordado la cuestión ambiental. Entonces, la mirada que necesitamos revalorizar está asociada a tener una percepción más inclusiva, sobre lo que es el medio ambiente, los impacto que generamos y las repercusiones futuras que nuestras acciones tendrán sobre el medio ambiente.

 

Comments are closed.