Aprueban explotación geotérmica en el Tatio

Por mayoría simple se dio luz verde a la exploración de los pozos geotérmicos ante negativa de comunidades originarias. La Tercera On Line, 03 de julio de 2008.


Finalmente la Corema Antofagasta aprobó el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto "Perforación Geotérmica Profunda El Tatio Fase 1", que es la primera etapa para la explotación de los pozos del sitio turístico.

Los representantes del Consejo de Pueblos Atacameños, que agrupa a la etnia Lican Antay, reaccionaron con desconcierto, aunque esperaban que la instancia gubernamental diera el favor a la empresa Geotérmica del Norte, GN, conformada  por la Empresa Nacional de Petróleo (Enap), la italiana ENEL y Codelco.

"Estas tierras nunca han sido fiscales, nos pertenecen ancestralmente, es el comienzo del fin de este ecosistema", reclamó Wilson Galleguillos. Mientras que Vinka Espinoza aseguró que la energía que eventualmente se obtenga de los pozos no será utilizada por la comunidad, sino que estará destinada a las mineras.

El presidente de la agrupación, Julio Ramos, agregó que representantes del poblado de Caspana, aledaño al Tatio, habrían firmado un acuerdo con GN: "No se pueden entregar compensaciones, ya no estamos en el tiempo de la colonia,  vemos que este proyecto geotérmico beneficia grandemente a un grupo económico poderoso", señaló.

La directora regional de la Conama, Patricia de la Torre, dijo que todas las consideraciones ambientales fueron consideradas por la Corema y que "la mayoría simple nos indica que la mayoría está de acuerdo con el proyecto".

Las exploraciones se realizarán en la quebrada El Zoquete, que forma parte del campo geotérmico El Tatio. En ese lugar, en los años 70 se instaló un campamento de la Corfo para intentar extraer la energía de los pozos, pero nunca prosperó. Ahora, se comenzará a trabajar en lo que quedó de aquellas faenas.

El área se encuentra aproximadamente a 120 kilómetros al este de la ciudad de Calama y a 100 kilómetros al norte de San Pedro de Atacama.

Para empezar se perforarán cuatro pozos a una profundidad de 2.000 a 2.500 metros cada uno. Luego de perforados, estos pozos serán probados para evaluar su potencial geotérmico. Para realizar las perforaciones, se instalarán torres 40 y 50 metros de altura, y se invertirán US$20 millones. Esta etapa se extenderá un año y medio, luego de esto, deberán presentar otro Estudio de Impacto Ambiental, para comenzar la fase de explotación.

Comments are closed.