Fundación Terram: inaceptable retraso en medidas contra la contaminación del aire en Santiago

El 30 de junio fue la fecha comprometida inicialmente por el Intendente para dar a conocer el Anteproyecto de Actualización del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica de la Región Metropolitana (PPDA). Sin embargo, y pese a la grave crisis registrada en las últimas semanas, las autoridades ambientales siguen postergando este proceso. 07 de julio de 2008.


Respecto a esta postergación, Paola Vasconi, coordinadora del Programa de Medio Ambiente de Fundación Terram, declaró: “Nuevamente las autoridades ponen en segundo plano la salud de los habitantes de Santiago. Es inconcebible que la Ministra de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte, no asuma la responsabilidad que le cabe frente al derecho de todos los chilenos a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Con sus declaraciones pareciera que es una situación normal lo que está ocurriendo en Santiago, que ha superado con creces los niveles de material particulado grueso (PM10) definidos por la norma chilena, impidiendo a los santiaguinos vivir conforme a las normas que protegen su salud”.

Respecto a la entrega del Anteproyecto PPDA, Vasconi agregó que “es fundamental que la ciudadanía comprenda que las medidas que se darán a conocer (supuestamente el día 15 de julio) no están encaminadas a resolver la actual crisis, sino que abren un proceso mucho más largo que implica, al menos, una consulta pública, la reformulación y discusión en el Consejo de Ministros, y luego la aprobación por parte de la Presidenta de la República, para su posterior publicación. Por lo tanto, dichas medidas, que además esperamos que sean sustantivas, recién entrarían en operación, con suerte,  el próximo año”.

“Si realmente las autoridades están por la vida y la salud de la población, se requieren medidas urgentes, que deben adoptarse en los días de episodios críticos de contaminación. Entre ellas, se puede mencionar la prohibición total de todas las actividad deportivas en la capital; aumento de la restricción a los autos catalíticos; prohibición total del uso de la leña y fiscalización efectiva en el barrio alto principalmente; declarar emergencia sanitaria al sector norponiente de la capital, lo que implicaría mayores recursos para la asistencia en salud de la población, entre otras”, sostuvo Paola Vasconi.

“En el largo plazo, reiteramos que es necesario tomar medidas estructurales para mejorar la calidad del aire de Santiago. Tal como Terram ha sostenido desde el año 2000, se necesita frenar la expansión urbana, incentivar la relocalización de las fuentes fijas, implementar un sistema de transporte público eficiente, disminuir el parque automotriz, entre otras”.

Comments are closed.