G8 acuerda reducir emisiones de CO2

Los líderes que asisten a la cumbre del G8 en Toyako, en la isla japonesa de Hokkaido, acordaron reducir en un 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero hacia el año 2050. El anuncio fue hecho este martes por el anfitrión del encuentro, el primer ministro de Japón, Yasuo Fukuda, quien señaló que tras negociaciones realizadas durante la noche pasada sus pares aceptaron su propuesta. BBC Mundo, 08 de julio de 2008.


Según Fukuda, el club de los países más ricos calificó de "útil" la propuesta de su gobierno a favor de un enfoque sectorial de estas reducciones tendientes a combatir el cambio climático.

Por otra parte consideraron "clave" que las grandes economías se comprometan a tomar "medidas significativas" para un acuerdo que vaya más allá del Protocolo de Kioto, cuya vigencia concluye en 2012.

Objetivo para todos

Al asumir el compromiso, los mandatarios de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Canadá, Rusia, Alemania y Japón indicaron que el recorte de estos gases contaminantes es "un objetivo para el mundo entero".

Por ello, "instan a las economías emergentes a considerar seriamente" este recorte, según dice el comunicado emitido este martes.

En los que algunos creen que es una forma de aceptar a los reparos del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, los líderes del G8 dejan en claro que cada país fijará sus objetivos nacionales a mediano plazo.

Durante el anuncio a la prensa, Fukuda destacó la importancia de este acuerdo al que considera superior al resultado de la última cumbre en Alemania, cuando sólo prometieron "considerar seriamente" los recortes.

"Patético"

A pesar de esta expresión de triunfo del primer ministro japonés, el acuerdo recibió ya una serie de críticas y objeciones.

El gobierno de Sudáfrica lo rechazó calificándolo de una "regresión de lo que se esperaba como una contribución importante para afrontar los desafíos del cambio climático".

"Para que sea importante y creíble, un objetivo a largo plazo tiene que tener un año de base, estar impulsado por metas y acciones ambiciosas a mediano plazo y fundado en un paradigma equitativo", dijo el ministro de Medio Ambiente, Marthinus van Schalkwyk.

Una posición similar adoptó el grupo ambientalista Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que participa en la ciudad vecina de Sapporo en las manifestaciones contra la cumbre.

"El G8 es el responsable del 62% de la acumulación de dióxido de carbono acumulado en la atmósfera y por lo tanto la mayor parte del problema", dice un comunicado del WWF.

"Encontramos patético que con este acuerdo todavía eludan su responsabilidad histórica", añade.

Comments are closed.