Parlamentarios exigen estudio de impacto ambiental para el paso del Dakar por Chile

Indignación política por el paso sobre el desierto florido. Los legisladores de las comisiones medioambientales del Congreso están en alerta máxima por el paso de la caravana por el desierto florido. La Conama y Jaime Pizarro serán citados al Senado para que entreguen más detalles sobre las zonas declaradas ecológicamente "sensibles". El Mercurio, 23 de julio de 2008.


El senador Alejandro Navarro fue el primero, cuando se hizo oficial la llegada del Dakar a Chile, en febrero, en llamar la atención sobre el riesgo ecológico que la prueba podría conllevar. Ya en ese entonces pidió un estudio de impacto ambiental antes de seguir avanzando en el proyecto.

Ayer, al enterarse de las divergencias entre ASO y el gobierno chileno por el trazado de la carrera, volvió sobre lo mismo. "Con todo esto sobre la mesa, que los franceses financien un estudio de impacto ambiental es la única manera de seguir. El desierto es particularmente frágil en esos sectores: ya se identificaron zonas sensibles y se quiere pasar por ahí de todas formas", dice el parlamentario, quien calificó de inaceptable la carta que Etienne Lavigne, director de la prueba, le envió a Jaime Pizarro, pidiéndole que intercediera para poder obviar algunas de las recomendaciones de Conama.

"El lenguaje es hostil, rudo frente al gobierno de Chile. El señor Lavigne cree que está en África, pero acá va a tener que respetar el medio ambiente".

Nelson Ávila, presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Senado, apunta a más definiciones de parte de la Conama. "Creo que sería indispensable (un estudio) para que desde un punto de vista técnico podamos calibrar si efectivamente habría un impacto ambiental o no en esos 14 lugares definidos por Conama. Es decir, soy partidario de que una institución especializada, que dé plenas garantías a todos, analice el tema", señala, junto con confirmar que tanto el organismo ambiental como Jaime Pizarro serán citados a la Cámara Alta.

El senador Antonio Horvath también criticó la labor de la Conama en el asunto. "Entregar solo una lista de lugares prohibidos me parece deficiente. Debiese hacerse un estudio. Lo que pasa es que para eso se requieren una serie de plazos legales, por tanto la Conama debiese hacer un ajuste y entregar una declaración de impacto ambiental".

Pero ¿por qué no se han hecho ninguna de las dos cosas? En la Conama aseguran que a ellos no les corresponde exigir un estudio de impacto ambiental, ya que escapa al marco legal: los puntos sensibles -entre ellos el desierto florido- no son zonas protegidas oficiales, sino sólo "prioritarias" de acuerdo con el propio organismo y la comunidad científica.

El otro camino sería que la parte francesa financiase el estudio de su bolsillo, cosa que no está en el acuerdo oficial con el gobierno, y que puede llegar a costar 300 millones de pesos.

Entre los parlamentarios, la información de parte de la organización no es del todo clara. "Yo tenía entendido que no se iba a pasar por ninguna de las zonas sensibles", reconoce Enrique Accorsi, diputado y presidente de la comisión medioambiental de la Cámara Baja. "Pero es una pelea que todavía hay que dar. Quedan reuniones para definir el trazado todavía. Tengo fe en que Jaime Pizarro no permitirá ninguna negligencia, como dejar que pasen por el desierto florido", señala.

"No hay que dejarse torcer la mano", dice Ricardo Núñez, senador por la III Región, la más afectada. "Una pasada por sectores donde haya desierto florido puede bastar para que no crezca nunca más nada. Espero que Pizarro esté bien informado al respecto", agrega.

A favor

"El Dakar es algo importante para Chile y para la región de Atacama. Pero debe respetar todas las indicaciones de la Conama, no algunas. Aplaudo el Dakar, pero hay que ser rigurosos". Antonio Leal

Ambientalistas podrían ir a la justicia

Greenpeace sigue con expectación el arribo del Dakar. "No tenemos por qué desconfiar, pero ha habido falencias en todo el proceso. Lo cierto es que nada garantiza que no vaya a pasar algo grave: no hay ninguna declaración de impacto ambiental, menos un estudio. Sin eso, nadie después se hará cargo y será el propio Estado el que tenga que pagar", dice Samuel Leiva, de Greenpeace Chile.

El abogado Luis Mariano Rendón, coordinador del movimiento Acción Ecológica, advirtió que se pidieron antecedentes a la Conama "para estudiar eventuales irregularidades e interponer acciones judiciales o administrativas, si corresponde. El itinerario debe ser conocido con precisión, para poder evaluar los impactos. Si el rally pasa por el desierto florido podría provocar un daño tremendo".

La Conama reconoce que la carrera pasará por el desierto florido 

El organismo estatal señala que ASO quiere mantener 138,5 kilómetros que atraviesan dicha zona y advierte que se buscarán medidas para reducir el daño ambiental.

En la madrugada de ayer cayeron 7 milímetros de agua en Copiapó y 15 en la zona de Vallenar. Los habitantes de ambas localidades saben bien lo que eso significa: habrá un segundo semestre con desierto florido tras dos años sin el fenómeno.

Paralelamente, en Santiago, la Conama hizo finalmente públicas todas las consideraciones respecto del paso del Dakar 2009 por Chile, complementando la información aparecida ayer en "El Mercurio". ¿Conclusión? A grandes rasgos, el organismo reconoce que la carrera tendrá que pasar por zonas de desierto florido.

"De las ocho zonas sensibles restantes, ASO manifiesta su interés en cruzar por ellas, solicitando mantener 138,5 kilómetros que cruzan en siete zonas al sitio prioritario ‘Desierto Florido’, que no cuenta con protección oficial como figura de área restringida", dice el comunicado, que vuelve a definir a las zonas sensibles como lugares de alto valor ecosistémico.

Según la Conama, "en los sitios en los cuales no existe una protección oficial, ha existido una voluntad real de modificar el trazado, y en casos muy particulares, se generarán medidas especiales de mitigación". En otras palabras, si finalmente los trazados incluyen las zonas sensibles -porque el asunto no está cerrado como afirma el subsecretario Jaime Pizarro- se tratará de aminorar el daño de la mejor manera posible, de acuerdo a las medidas prometidas por la empresa francesa.

"Hay medidas de resguardo tanto de salud y seguridad como ambiental. Las acciones de mitigación están tomadas. Ahora, el trazado fino se verá en el último minuto. Queremos garantizar que esta prueba no genere ningún impacto ambiental negativo", dijo ayer el director ejecutivo de la Conama, Álvaro Sapag.

¿Off road?

"La competencia se va a realizar en un altísimo porcentaje en caminos preexistentes. No será una carrera a campo abierto". Álvaro Sapag, Director ejecutivo de la Conama
 

El gigante que organiza el Dakar: ASO, imperio deportivo y de las comunicaciones

El grupo económico organiza el Tour de Francia, la Vuelta de España, el Abierto de Golf de París, y tiene diarios y canales de TV. Amaury Sports Organisation, ASO, la empresa de marketing deportivo organizadora del Dakar, es todo un imperio.

La firma es una de las ramas del grupo económico Amaury, cuyo otro delta son las comunicaciones: es dueño de los prestigiosos diarios Le Parisien, L’Equipe y France Football, además de periódicos especializados de tenis, golf, rugby y equitación.

Creada en 1992, ASO tiene bajo su mando el Tour de Francia, la Maratón de París y el Abierto de Golf de Francia, además del Dakar. Se trata de una transnacional, que en el ciclismo se ha expandido con la Vuelta a España (tiene el 49 por ciento de su propiedad) y otras pruebas de renombre. En ese deporte es tal su poder que ASO ya convenció a los principales equipos de ruta del mundo para que renuncien al sistema establecido por la Unión Ciclista Internacional (UCI), el ProTour, y generen una suerte de "campeonato" propio.

La empresa de la familia Amaury factura grandes sumas de dinero, por lo que en enero no tuvo empacho en reconocer pérdidas por 50 millones de dólares tras suspender la versión 2008 del Dakar africano.

Los organizadores del Dakar facturan millones con la sola inscripción de los cerca de 600 participantes: unos 13 millones de euros, pues en promedio los motociclistas y automovilistas que quieran correr antes deben cancelar unos 10 millones de pesos. Eso es sólo el inicio, pues a esas cifras hay que sumarle la televisación y la publicidad.

Franceses desmiente presión sobre el Gobierno

Etienne Lavigne, director de ASO, reaccionó molesto por la filtración de su carta enviada al subsecretario Jaime Pizarro, en la que solicitó apoyo para transitar por la zona de sensibilidad decretada por la Conama, alegando que junto al petitorio que le hizo al jefe de Chiledeportes estaba también su compromiso a respetar "el recorrido presentado y aceptado posteriormente por las autoridades". Asimismo, destaca el compromiso de la organización con el retiro de cualquier residuo que deje la carrera.

En la misiva, Lavigne descarta que se haya hecho "lobby". "La Conama ha efectuado una exhaustiva revisión de nuestras propuestas de trazados, sin ningún tipo de presión", dice el documento.

El francés descartó que los relojes entregados a distintas autoridades, como la intendenta de Atacama, Viviana Ireland, tengan un objeto distinto al buen trato. "No acostumbramos a trabajar de esa manera, y si damos souvenirs del Dakar, lo hacemos abiertamente en frente de todos, sin esperar compensaciones de las personas que nos recibirán en su tierra. Esto es lo que se acostumbra entre viajeros de buena educación. Los procedimientos que se nos atribuyen, definitivamente no hacen parte de los valores de ASO ni de los míos".

Comments are closed.