Plan por el virus ISA: Gobierno fija estrictas medidas para tratar los residuos salmoneros

Autoridad busca evitar la diseminación de la enfermedad hacia otras zonas. Sernapesca anunció severas normas que se suman a las condiciones establecidas sobre la importación de ovas. El Mercurio, 30 de julio de 2008.


El Gobierno no quiere que el virus ISA se siga expandiendo entre las salmoneras que operan en el sur del país, con la consiguiente caída en la producción, afectando las exportaciones y el empleo. Por esto, viene desarrollando medidas concretas para combatir la enfermedad.

Ayer, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) publicó una nueva resolución con medidas restrictivas para el tratamiento de residuos sólidos orgánicos en las compañías del sector.

Se suma a la resolución de mediados de julio de la autoridad en que condicionó la importación de ovas que procedan de países en que está presente el ISA a una certificación que diga que están libres de agente causal de la enfermedad, mediante un "screening" (proceso de análisis de los órganos) de los padres. Si se detecta positividad, las ovas no podrán importarse.

El año pasado, en Chile se produjeron 1.600 millones de ovas, según cifras del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal). Se importaron otras 220 millones, de las cuales un 50% de ellas provino de Noruega.

La nueva normativa establece, entre otras medidas, la regulación del tratamiento de los residuos sólidos orgánicos destinados a plantas reductoras para elaboración de harina y aceite de pescado y el lavado y desinfección de recintos salmoneros.

"Los residuos sólidos y residuos líquidos provenientes de la matanza o proceso de transformación desarrollado en plantas que maten o procesen peces originados en centros ubicados en áreas afectadas por el virus ISA, pueden ser un serio factor de riesgo en la diseminación de la enfermedad, el que debe ser abordado con urgencia", consideró Sernapesca según el extracto publicado ayer en el Diario Oficial. En Chile, no hay claridad aún sobre los orígenes del ISA. El Gobierno, a través de su ministro de Economía, Hugo Lavados, ya anunció el objetivo de llegar a saber cómo llegó al país. Expertos apuntan a que la expansión del virus en el hemisferio norte se debe, principalmente, al comercio internacional de ovas. Estas habrían llegado contaminadas a Chile.

Comments are closed.