Santiaguinos le ponen nota 3,5 a la autoridad por manejo ambiental

Si bien un 34% de los capitalinos se ofrece a participar en campañas de concientización y un 23% está dispuesto a no usar el automóvil durante la semana; el 38,7% de las personas cree que "la autoridad debe resolverlo, no yo". La Segunda Internet, 04 de julio de 2008.


Con un "Rojo" los santiaguinos reprueban a la autoridad por el manejo de la contaminación atmosférica. Al menos eso señala el estudio realizado por el Centro de Estudios Sociales y Opinión Pública (Cesop) de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central en conjunto con Publimetro a 300 personas de la región Metropolitana.

Y es que la calidad del aire ha llegado a niveles que los santiaguinos tenían olvidados. Sólo en estos días se han superado las alertas y preemergencias de todo el 2007 y las medidas más excepcionales como la restricción a catalíticos son ahora frecuentes, al tiempo que la preocupación por los efectos en la salud de los deportistas va creciendo. La falta de gas natural y el consiguiente aumento del uso del petróleo en calderas se señala como la causa principal, además del aumento de vehículos e industriales, la combustión de leña en los hogares.

El director de la Escuela de Sociología de la Universidad Central, Emilio Torres, explica la reprobación de los capitalinos al plan ambiental: "Como el tema no es nuevo y las medidas emprendidas se remontan hace ya varios años, probablemente dicha calificación (nota 3,5) no sólo implica al actual gobierno, dado que este punto ha resultado deficitario en estudios anteriores. Se entiende que las medidas adoptadas han resultado insuficientes e incluso contradictorias entre sí, han sido poco consistentes, no se han articulado en el largo plazo y sus resultados se expresan en logros muy limitados".

Luego, al ser consultados qué estarían dispuestos a hacer para mejorar el aire de Santiago, un mayoritario 38,7% de las personas sigue esperando que la autoridad sea quien lo resuelva. "Ello resulta lamentablemente un indicio de que el "paternalismo de Estado" sigue siendo un aspecto central de nuestra manera de pensar, debilitando el compromiso ciudadano con el tema", comenta el sociólogo. Además, el 34% ofrece participar en campañas de concientización, el 23% optaría por no usar automóvil durante la semana, y un 4,3% acepta contribuir económicamente con el problema a través de un impuesto especial para un fondo de descontaminación.

En cuanto a los causantes de la contaminación,  el 68% de los consultados considera que "todos" son responsables de la mala calidad del aire en Santiago. El resto se divide entre quienes creen que son las industrias (18,7%), las micros (8%) y los autos (5,3%). Emilio Torres sostiene: "Resulta interesante observar que la atribución de responsabilidad tiende en segundo lugar a referirse a las industrias antes que a las fuentes móviles como micros o automóviles, que habitualmente poseen mayor presencia en la cobertura del tema, especialmente por parte de los medios masivos de comunicación".

Finalmente, el 36,3% de los capitalinos dice que la toma de conciencia por parte de la gente es la principal medida que debiera tomarse para solucionar la contaminación de Santiago, mientras el 25,7% prefiere sacar las industrias de Santiago. "Ello demuestra cierto desarrollo, aunque incipiente aún, de la "conciencia ecológica", tendencia que ha permitido lograr avances en otros países", explica el académico.

Ante la misma pregunta, el sondeo arroja que un 20,7% de los santiaguinos considera que "no existe solución" al problema de la contaminación atmosférica en la ciudad. "Esto no sólo representa una no despreciable tendencia pesimista y probablemente desilusionada con las formas en que se ha llevado el tema en el país, sino que además constituye una importante barrera para alcanzar una masa crítica que permita cimentar procesos de cambio conductual de gran escala en el futuro", señala el director de la Escuela de Sociología de la Universidad Central, Emilio Torres.

Comments are closed.