Contaminación y consumo de sal emergen entre principales causas de muerte en Chile

Por primera vez la autoridad valida estos resultados, en estudio de la U. Católica y con el Minsal como contraparte. Reveladores resultados en investigación clave para definir futuras políticas en salud. El Mercurio, 13 de agosto de 2008.


Tanto el consumo excesivo de sal como la contaminación urbana aparecen como nuevos factores de riesgo determinantes entre las causas de muerte de los chilenos. Así queda graficado en el estudio que hizo el Estado según la ley del plan AUGE, para determinar las prioridades en salud para el país.

Estos resultados se desprenden del análisis encargado a la Universidad Católica, y al que tuvo acceso exclusivo "El Mercurio", donde se denota que "una de cada ocho muertes puede ser directamente atribuible al consumo excesivo de sal", ubicándose en el segundo lugar de las causas de muerte, sólo superada por la hipertensión arterial, con una tasa de una de cada siete fallecimientos.

Los expertos recomiendan el consumo de 5 gramos de sal diarios, incluyendo el sodio contenido naturalmente en los alimentos, que muchas veces son adicionados sin que el consumidor se entere.

Luego aparecen el alcohol (1 de cada 10 muertes), el sobrepeso y obesidad y el tabaquismo directo (ambas con una de cada 11 muertes). Cierran la lista de las principales causas de decesos los niveles de contaminación urbana (1 de cada 13 muertes).

Esto demuestra que el perfil de las enfermedades que más aquejan a los chilenos está en gran parte influido por patologías crónicas no transmisibles, y que las enfermedades infecciosas de hace años ya están superadas y no tienen mayor incidencia en la población actual.

El estudio fue chequeado por investigadores del Ministerio de Salud, quienes validaron que estos índices son los factores de riesgo a los que se les puede atribuir el mayor grado de mortalidad en el país. Por lo mismo, es primera vez que la autoridad reconoce que el exceso de sal -que provoca enfermedades cardíacas, principalmente- y la contaminación -que favorece la aparición de afecciones respiratorias- están dentro de los mayores riesgos sanitarios para la población.

Es segunda vez en diez años que se realiza una investigación de este tipo en Chile, y en base a ésta van a definirse tanto las políticas públicas en salud como las nuevas enfermedades que podrían ingresar al plan AUGE. El compromiso presidencial es llegar a 80 enfermedades cubiertas al 2010 (actualmente son 56).

Por lo mismo, dentro de las conclusiones del estudio, se afirma que las futuras estrategias públicas en salud deben apuntar "a la necesidad de continuar profundizando en políticas para la reducción de factores de riesgo de enfermedades crónicas como son alcohol, tabaco, consumo de sal, sobrepeso-obesidad (que afecta al 25% de la población adulta), sedentarismo (que tiene una prevalencia de 89,4%), el bajo peso de nacimiento y la contaminación del aire extradomiciliario".

De hecho, en la sesión del viernes pasado, el consejo consultivo del AUGE se mostró favorable a darle un giro al plan hacia la prevención, precisamente después de analizar estos temas.

La idea es crear un "plan AUGE de Salud Pública" para aprovechar las garantías que entrega éste para la prevención de enfermedades.

En ese sentido, afirma que son "evitables" gran parte de los factores de riesgo en relación a alcohol, hipertensión y tabaco. Sobre este último, sostiene que "bajar por ejemplo la prevalencia de tabaquismo de 43 a 30% podría evitar más de 3.200 muertes.

Metodología empleada

La parte del estudio referida a "carga atribuible" que identifica estos factores de riesgo "se basó en la metodología y experiencia recogida por el proyecto de medición comparativa de riesgo desarrollado por el OMS en el contexto del Estudio Mundial de carga de enfermedad".

Según los autores, la metodología consiste en la evaluación sistemática de los cambios que se podrían producir en la salud de la población, según la exposición a un factor de riesgo o a un grupo de factores de riesgo.

Asimismo, el análisis incorpora escenarios alternativos con distribuciones hipotéticas del factor de riesgo en la población y compara los daños entre la realidad y el escenario hipotético. Para este estudio, en conjunto con el ministerio se analizó el efecto de 17 factores de riesgo.

"El estudio pone en su justa dimensión el tema de la contaminación urbana"

"Los factores de riesgo que conforman la contaminación y el consumo en exceso de sal, y que revela el estudio, denotan en sí mismos la ausencia de políticas para combatir estos temas", asegura el doctor Juan Luis Castro.

El ex presidente del Colegio Médico y actual presidente del área de salud pública del mismo gremio, expresó que el estudio de carga de enfermedad y carga atribuible hecho por la Universidad Católica "pone en su justa dimensión el tema de la contaminación urbana".

Esto porque la investigación, encargada por el Ministerio de Salud, es una de las herramientas fundamentales con las cuales se deben definir las políticas públicas de salud a futuro, "y que priorice la contaminación me parece que es prudente y realista", sostiene Castro.

Para el dirigente gremial, el estudio "demuestra que la autoridad se quedó corta en la aproximación política a los problemas de contaminación", pues le asigna una alta importancia a la polución atmosférica como uno de los factores de riesgo al momento de revisar las causas de muerte en el país, y afirma que "una de cada 13 muertes es atribuible directamente a la contaminación urbana".

En ese sentido, el Ministerio de Salud debe dar un paso importante durante los próximos meses, ya que en sus manos quedó la creación de una norma nacional que rija las emisiones de material particulado 2,5, que es el más nocivo para el ser humano.

Según el facultativo, la idea emanada desde el consejo consultivo del plan AUGE, respecto de orientar las garantías en salud hacia la prevención de este tipo de factores de riesgo, "demuestra lo grave que es el problema, porque van a intentar hacer garantías en cosas que no son exigibles por las personas… Dime tú, ¿cómo la autoridad va a demostrar que una garantía se está cumpliendo? Haciendo estudios de prevalencia de tabaquismo o del efecto de la sal en las enfermedades? Es impracticable", sostiene.

De cualquier forma, el análisis que harán los miembros del consejo consultivo del AUGE sobre este estudio se conocerá recién en la sesión programada para septiembre, en conjunto con el estudio de costo-efectividad que está realizando la Universidad de la Frontera respecto de 44 patologías que a futuro podrían ser incorporadas a las garantías explícitas en salud.

Comments are closed.