Corema de Aysén no pedirá recursos extra para evaluar proyecto de megacentrales

Este jueves la empresa presentará el extenso documento. Director del organismo, José Pablo Sáez, confía en la experiencia que posee el comiré técnico que encabeza. El Diario Financiero, 13 de agosto de 2008.


Apoyado por la experiencia que les supone figurar entre las tres regiones que más evaluaciones ha realizado en la historia del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), el director de la Comisión Regional del Medioambiente (Corema) de la Región de Aysén, José Pablo Sáez, dijo que el organismo está preparado para recibir el esperado Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de las cinco centrales hidroeléctricas que Endesa Chile y Colbún, proyectan construir en esa zona del país.

“Hemos acumulado experiencia importante y bajo ese aspecto, éste será un proyecto más a evaluar”, dijo el titular del organismo.

En vista de lo anterior, precisó que no pedirán recursos ni personal adicionales a la Conama central, lo que -dijo- no implica que los servicios públicos que realizan la evaluación, bajo la coordinación de su repartición, puedan requerirlos.

A tres años desde que Endesa reveló la intención de invertir en la XI Región para llevar energía directo hacia la Región Metropolitana, mañana HidroAysén -la sociedad que la eléctrica formó con su par Colbún-, tiene previsto ingresar la documentación con las especificaciones técnicas y de impacto ambiental asociadas a la mayor inversión planteada hasta el momento en el país, la que bordearía los US$ 3.000 millones para instalar en los ríos Baker y Pascua 2.750 MW.

Trascendió que, dada la magnitud del proyecto y la zona que abarcaría -5.910 hectáreas serán inundadas- el EIA tendría más de 10 mil páginas, número que no asusta al titular de la Corema. 

“La experiencia de este comité técnico está por sobre el nivel país, con proyectos grandes y complejos, como Alumysa o la central Río Cuervo. Este es un proyecto grande, puede que sea uno de los más grandes en la historia del SEIA. Sin embargo, las estadísticas por región muestran que Aysén es una de las zonas que ha tramitado el mayor número de proyectos, a fines del año pasado superamos los 1.250, lo que nos ubica por lo menos en el segundo o tercer lugar a nivel país”, apuntó Sáez.

A juicio del director regional de la Corema, la magnitud del proyecto, así como el rechazo que la construcción de estas centrales ha despertado en la  comunidad, y especialmente de organizaciones internacionales, no serán lo más complicado del proceso de evaluación, sino que la obligación de cumplir los plazos fijados por la ley para tramitar el EIA.

“El tiempo será uno de los temas más críticos, porque lo más probable es que se generen muchas observaciones de la comunidad y de las ONG que han manifestado su rechazo, por ende, ese elemento se sumará al volumen de documentación que  entregue la compañía, lo que nos obligará a redoblar las horas de trabajo para ponderar toda esa información”.

Si bien recientemente, el gerente general de HidroAysén, Hernán Salazar, señaló que estiman que la tramitación de esta iniciativa podría ubicarse en la parte alta del promedio de evaluación, que asciende a 14 meses, Sáez prefirió no adelantarse, pues dijo que cumplir con el plazo que establece la ley dependerá de cuán completo se entregue el estudio, ya que ello obligará a realizar más o menos consultas posteriores donde la autoridad solicite precisiones al documento original.

Comments are closed.