Impacto Ambiental de HidroAysén

Carta al director de Flavia Liberona Directora Ejecutiva de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 16 de agosto de 2008.


El ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto HidroAysén, que solicita el permiso ambiental para construir cinco hidroeléctricas en los ríos Baker y Pascua, en plena Patagonia chilena, una vez más nos plantea la urgente necesidad de contar con una política energética de mediano y largo plazo. Debemos cuestionarnos si este proyecto realmente aporta a solucionar el problema energético del país o sólo sirve a los intereses privados que lo promueven.

No olvidemos que sólo han ingresado a evaluación las represas; nada se dice de la línea de transmisión, que atravesaría más de 2.000 km hasta la zona central, sin entregar energía en ninguna punto intermedio.

Aysén es una zona poco intervenida. Gracias a la belleza del paisaje y al valor que sus habitantes le han otorgado, se ha acuñado el concepto “Aysén, Reserva de Vida” como marca regional, utilizada tanto por organismos del estado como por privados.

Si bien las represas no se sitúan a ningún área protegida, la línea de transmisión que trasladaría la energía hasta la zona central afectaría al menos a diez áreas bajo protección pública y a más de 2.000 terrenos privados, cruzando siete regiones. Entre las áreas protegidas se cuentan el Parque Nacional Laguna San Rafael y el Vicente Pérez Rosales, los Parques Nacionales Corcovado y Hornopirén y numerosas áreas protegidas privadas.

Es urgente una discusión pública sobre política energética. Queremos una Patagonia Sin represas, para que puedan disfrutarla todos los habitantes de Chile, de ésta y las próximas generaciones.

Comments are closed.