Corema reevalúa impacto ambiental de central eléctrica Bocamina II

Región del Biobío. Endesa está en pugna judicial con municipio de Coronel para concluirla. El Mercurio, 24 de septiembre de 2008.


La Corema de la Región del Biobío inició ayer la evaluación técnica de las viviendas aledañas a la construcción de la planta Bocamina II, de Endesa, a fin de confirmar la presunta existencia de impactos ambientales originalmente no contemplados en el proyecto.

La Corte de Apelaciones de Concepción rechazó el lunes el recurso de reposición interpuesto por el municipio de Coronel, que buscaba mantener la paralización por 30 días de las obras de la central en esa comuna, dispuesta inicialmente por el municipio. La medida de suspensión había quedado sin efecto al acoger el tribunal una presentación de Endesa.

La nueva medida inspectiva fue adoptada por el organismo ambiental tras denuncias de vecinos y del alcalde de Coronel, René Carvajal, sobre la presencia de fisuras en viviendas aledañas a la construcción de la planta.

En acuerdo firmado entre Endesa y 105 familias, 50 de éstas fueron erradicadas del sector, pero otras 145 reclaman la existencia de problemas similares y exigen una indemnización de $45 millones, junto con su respectivo traslado.

El director de la Corema, Bolívar Ruiz, explicó que la inspección busca precisar los terrenos donde se emplazan las viviendas, en terrenos bajo los cuales existen varias galerías de pirquenes abandonados.

El reconocimiento proporcionará una visión técnica global a ser evaluada en la próxima sesión de la Corema, el lunes 29.

Comments are closed.