Gobierno basa en centrales hídricas recomendación para expandir el sistema eléctrico

La hidroelectricidad está recuperando el rol predominante que durante décadas tuvo en el desarrollo del Sistema Interconectado Central (SIC), fundamentalmente de la mano de HidroAysén, la sociedad que Endesa y Colbún crearon para inyectar al Sistema Interconectado Central (SIC) 2.750 MW producidos en la XI Región. El Diario Financiero, 23 de septiembre de 2008.


En el informe técnico preliminar, documento base para la fijación de precios de nudo de octubre próximo, la Comisión Nacional de Energía (CNE) sumó la central Pascua 1 al denominado plan de obras, que contiene las recomendaciones de la autoridad para desarrollar la matriz de abastecimiento eléctrico.

Bajo el rótulo de “Módulo hidroeléctrico 03, de 460 MW”, la entidad incluyó la tercera de las cinco unidades que integran el complejo de Aysén, ya que en el proceso de abril pasado incluyó otros dos “módulos” de 660 MW y 500 MW, que coinciden con la capacidad de Baker 1 y Pascua 2.2, todas las que -señala la CNE- están proyectadas en la Región de Aysén.

El regreso del agua a las proyecciones de la autoridad supone que este tipo de unidades suman 2.827,7 MW, de los cuales 1.620 MW corresponden al aporte de HidroAysén. La capacidad, en tanto, es muy superior a los 1.532 MW que totalizan los otros tipos de centrales recomendados por el organismo encabezado por Rodrigo Iglesias.

Expertos del sector, destacaron la presencia de unidades hídricas de capacidad menor, así como proyectos eólicos y geotérmicos, lo que se explicaría -a su juicio- por el efecto de la Ley de Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

Además, hicieron ver la baja en las centrales a carbón, que de cinco propuestas en abril pasaron a tres (700 MW de capacidad). Esto contrasta con las estimaciones de las firmas del sector, que consideran muchas más unidades de este tipo.

Tarifas y combustibles

Si bien el informe técnico preliminar no permite adelantar la variación que anotará el precio de nudo -que representa cerca del 70% de las tarifas de los usuarios residenciales- en el mercado adelantan que la estimación de precio de combustibles que la CNE proporciona, permiten suponer un alza, que estará determinada en último tiempo por la evolución del tipo de cambio durante septiembre -lapso que se usa para el cálculo-, ya que el informe preliminar tomó como base el dólar a $ 516,70, un 16,7% más alto que el precio considerado para el cálculo anterior.

A ello debe sumarse el efecto a la baja producto de la reducción en los precios que pagan los grandes consumidores y que también son base de este cálculo.

Un elemento que sorprendió a los especialistas es la estimación de la autoridad para el gas natural licuado (GNL), pues usó como base un valor de US$ 20 por millón de BTU, lo que coincide con cálculos recientes de ENAP. Para 2009, en tanto, cuando entre en operación el terminal de regasificación de Quintero, la CNE estima que el combustible rondará los US$ 9,31 por millón de BTU.

Comments are closed.