HidroAysén y Gener irán a nuevos remates de agua

Para desarrollar proyectos hidroeléctricos en la zona sur del país. La subasta de los derechos de agua del río Manso, en junio pasado, no sólo marcó un record de recaudación para este sistema, luego que un privado aún desconocido ofreció US$ 43 millones por 190 litros por segundo. También supuso un cambio en la forma en que la industria eléctrica evalúa y valora estos recursos. El Diario Financiero, 16 de septiembre de 2008.


Tras este remate en la Décima Región, donde el potencial de generación ronda los 110 MW y Endesa resultó ser la “gran perdedora” -pues fracasó en su intento de evitar el trámite-, ahora AES Gener e HidroAysén serán protagonistas de al menos dos de las 23 subastas de derechos que se producirán entre la VIII Y XII regiones en los próximos meses, ya que coincidieron con otros actores en las solicitudes de aprovechamiento de agua de caudales en la zona sur del país y el Código de Aguas establece que estas colisiones se dirimen vía remate.

En primer lugar debería efectuarse la subasta de derechos en el Río Bueno, también en la X Región, donde AES Gener y Endesa coincidieron, aunque la segunda retiró su petición.

El titular de la Dirección General de Aguas (DGA), Rodrigo Weisner, explicó que este recurso permitiría generar unos 120 MW, por lo que las ofertas rondarían un mínimo de US$ 15 millones.

En segundo lugar, HidroAysén irá a remate, tras coincidir con otra sociedad en las dos solicitudes que hizo en el río Gauques, en la XI Región. Estos recursos son vitales para cumplir la promesa de bajar las cuentas en Aysén.

Mayores valores

“El remate del Río Manso demostró que subvaloramos los recursos, por eso ahora corregimos al alza los futuros remates”, explicó.

Weisner precisó que estas mayores cifras son posibles, ya que el Código de Aguas permite pagar lo ofrecido hasta en diez cuotas, por lo que incluso se pueden usar los flujos del proyecto. Esto, además, abre las puertas a actores de menor tamaño.

En el sector privado también señalaron que las mayores cifras obligan a contar con estudios detallados de la capacidad del caudal a subastar, lo que evitará la especulación. A ello Weisner sumó que a partir de este escenario, la evaluación económica de los proyectos obligará a asignar   un precio a estos recursos.

Comments are closed.