Inaugurado primer parque mundial para producir electricidad a partir de olas

Chile es uno de los lugares con más potencial en lo que a energía mareomotriz se refiere, pero la tecnología es aún muy cara para implementarla en el país. La Segunda On Line, 23 de septiembre de 2008.


Representantes de varias empresas portuguesas y australianas inauguraron hoy el primer parque mundial para la producción de electricidad a partir de las olas de mar y constituyeron un consorcio para continuar con este proyecto.

El primer parque está situado cerca de la localidad de Póvoa de Varzim, unos 350 kilómetros al norte de Lisboa

La producción de electricidad se consigue con una tecnología escocesa que semeja una gigantesca cobra, situada a varios kilómetros de la costa.

Estas “máquinas” para la producción de energía eléctrica tienen forma cilíndrica y miden cerca de 50 metros de largo, con un perímetro de 3,5 metros, de los cuales sólo uno queda por encima del nivel del agua. La ondulación de las olas realiza el resto del trabajo.

Hasta ahora, los estudios preliminares para este proyecto estuvieron a cargo de la empresa lusa Enersis, contando con el apoyo tecnológico de la escocesa Pelamis Wave Power.

Leocadio Costa, funcionario de Enersis, explicó en la ceremonia de la inauguración de la primera fase de este parque de producción de electricidad que comienza con una capacidad inicial de 2,25 megavatios, con tres máquinas Pelamis.

La primera de estas máquinas ya comenzó hoy a producir electricidad y las otras dos serán colocadas en este local la próxima semana, agregó Costa.

La segunda fase del proyecto prevé una capacidad de producción de 20 megavatios y un total de 25 máquinas, lo que significa una inversión de cerca de 70 millones de euros, dijo.

"Si el Gobierno aprobara las licencias, estamos dispuestos a llegar a producir unos 500 megavatios en tres o cuatro zonas diferentes de la costa”, señaló.

Costa puso el ejemplo de que con estos 2,25 megavatios de la capacidad actualmente instalada se puede suministrar electricidad a entre 1.000 a 1.500 viviendas.

Agregó que cuando se encuentre terminado este proyecto se podrá satisfacer la demanda media anual de electricidad de 15.000 familias, evitando la emisión de más de 60.000 toneladas por año de dióxido de carbono.

Las empresas lusas Energías de Portugal (EDP) y Efacec constituyeron junto a la australiana Babcock & Brown (que controla Enersis y Pelamis) un consorcio para impulsar el “cluster” portugués en el área de aprovechar la energía de las olas.

Según este acuerdo, la Pelamis Wave Power controlará el 23 por ciento del capital y los restantes 77 por ciento estarán divididos entre la Babcock & Brown (46,2 por ciento, Efacec (15,4) y EDP con 15,4 pero con opción de compra de otro porcentaje similar de la parte controlada por los australianos.

El otro consorcio es el denominado “Olas de Portugal,” en el cual EDP controla el 45 por ciento, la firma australiana el 35 y Efacec el resto.

El potencial de Chile

Las fuertes mareas del mar chileno son una potencial fuente de energía para el país que aún se mantiene inexplorada. Sin embargo, las autoridades están conscientes de él y el mismo ministro Marcelo Tokman explicó hace un tiempo en una entrevista que como gobierno se habían reunido con una empresa escocesa experta en energía maremotriz, nombre que recibe este tipo de fuente. Según dijo en esa ocasión, los expertos explicaron que Chile está dentro de los tres lugares en el mundo con más potencial para explotar este tipo de energía.

Sin embargo, la tecnología necesaria para poner a funcionar un parque como el de Portugal, es aún demasiado cara para un país como Chile, y al igual que lo que sucede con la energía solar, donde nuestro país también posee un potencial único, es necesario esperar a que los costos bajen para aprovecharlo.

Comments are closed.