Mayor fabricante mundial de alimentos acuícolas cierra planta en Chile por efectos del virus ISA

Holandesa Nutreco seguirá operando con dos de sus instalaciones a través de su filial Skretting Chile. Medida afectará aproximadamente a 50 personas, reduciéndose la plantilla total de la compañía en el país a 350 trabajadores. El Mercurio, 27 de septiembre de 2008.


El virus ISA ha provocado una importante caída en la producción salmonera local. Para desgracia de los fabricantes de alimentos para salmones, hay menos bocas que alimentar. Por este motivo, Skretting Chile -filial de la principal productora de alimentos para animales y peces del mundo, Nutreco- cerró una de sus tres plantas que abastecen al mercado acuícola.

"Esta suspensión considera sólo las operaciones productivas de la planta Pargua, lo que no incluye la operación de logística ni de bioseguridad del Terminal Portuario Skretting, ubicado en la misma planta Pargua, terminal que continuará sirviendo a sus clientes", dijo la compañía en un comunicado oficial.

El cierre de la planta, agregó la firma, se mantendrá hasta que la industria acuícola local se recupere del impacto de la actual situación sanitaria.

Ahora, la prioridad de la empresa será optimizar su capacidad de producción en el país, concentrando temporalmente su elaboración de alimento para peces en dos plantas.

La medida adoptada en Chile por Skretting -una de las líderes a nivel mundial en la producción de alimento para peces, con 1,3 millón de toneladas al año- afectará a aproximadamente 50 personas, reduciéndose la plantilla total de la compañía a 350 trabajadores.

Así, suma y sigue la ola de despidos por efecto del ISA.

En efecto, las pérdidas suman más de US$ 65 millones, por la eliminación de once mil toneladas de salmón, y ya van más de 1.100 trabajadores desvinculados desde que se descubriera la presencia de la enfermedad en las costas del sur del país.

Para este año, la industria proyecta exportaciones por no más de US$ 2.200 millones, una cifra similar a la obtenida en 2007.

Por el efecto del virus ISA, los envíos en volumen podrían ser incluso un poco más bajos que el año pasado, pero el alza en los precios a nivel internacional está ayudando a los productores para obtener de todos modos mayores retornos.

Comments are closed.