Municipio frena obras de Endesa en Coronel

Resolución detuvo ayer las faenas en la central Bocamina II (350 MW). Pese a tener permisos ambientales al día, el director de obras de la ciudad dictaminó que trabajos de la generadora implicarían "un riesgo no cubierto". El Mercurio, 09 de septiembre de 2008.


Tener un estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado por las autoridades regionales no bastó para la central en construcción Bocamina II, ubicada en Coronel, Región del Biobío. El director de obras municipales de esa ciudad, Miguel Aguayo, detuvo las obras de la central a través de la resolución N°034, en la cual consigna que "persisten los impactos y riesgos no cubiertos en el entorno y en la población".

La medida llega justo tras varios días en que algunos residentes de Coronel se han manifestado contrarios a las faenas y han pedido compensaciones por $45 millones, como ha consignado la prensa regional, para cada una de las familias afectadas, unas 250 según los opositores.

La termoeléctrica de Endesa (de 350 MW), debería estar operativa en 2010. La firma está invirtiendo US$ 660 millones.

En Endesa habría sorpresa por este hecho. Ni las indemnizaciones ni el decreto de la municipalidad han sido comprendidos, considerando que las propias autoridades regionales han hecho ver su molestia por las protestas contra el proyecto con todas las aprobaciones ambientales al día.

"Este tipo de cosas es un punto en contra de las inversiones en Coronel, siempre hay motivos para poner problemas, estas plantas se saben que se están haciendo con una tecnología que prácticamente no contamina ¿Qué más quieren?", se preguntó el gerente general de la CPC de Concepción, Leoncio Toro.

El alcalde de Coronel, René Carvajal (PS) admitió haber adoptado una determinación "osada" y explicó que pese a los permisos y autorizaciones que tiene la firma en la ejecución de las obras "hubo una serie de problemas no previstos".

"Es una determinación tomada como municipio. Aunque osada, es hecha en función de proteger a los vecinos y que la situación se supere a la brevedad", dijo el edil. El municipio dio un plazo de 30 días para subsanar estas observaciones.

"Es una determinación tomada como municipio. Aunque osada, es hecha en función de proteger a los vecinos". René Carvajal, Alcalde de Coronel.

Crecen las trabas para el sector

Las manifestaciones contra Bocamina II no son las únicas que hay en el país.

A la conocida oposición que hay contra HidroAysén, se suman las protestas contra las unidades de Gener Los Robles y Alto Maipo, en la Región del Maule y Metropolitana respectivamente, e incluso la oposición a la geotermia que existe en zonas del norte.

Comments are closed.