Gobierno alista plan por efectos del virus ISA

Los efectos del virus ISA en la industria salmonera están provocando una situación compleja para los trabajadores del sector. A esta altura del año ya van cerca de 3 mil 500 despidos y se espera que para el 2009 esta cifra llegue a los 9 mil. La Nación, 24 de octubre de 2008.


Por ello, el Gobierno está preparando un plan de contingencia que ayude a las personas que queden cesantes, motivo por el cual el ministro de Economía, Hugo Lavados, y luego el del Trabajo, Osvaldo Andrade, recibieron ayer a los dirigentes sindicales del rubro.

A la salida de primer encuentro, Lavados dijo que la intención del Ejecutivo no pasa por generar planes de empleo de emergencia, sino que configurar programas de capacitación en ocupaciones que puedan asegurar trabajo de forma transitoria y permanente. Asimismo, aclaró que aún no se definen los montos para financiar dichas iniciativas, pues explicó que eso depende del número de personas y los planes.

En cuanto a los requerimientos de los empresarios que piden créditos especiales de la Corfo para evitar la propagación del virus, Lavados respondió que no habrá subsidios y que se ayudará a través de créditos a tasas de mercado.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores del Salmón (Conatrasal), Javier Ugarte, dijo que la situación es grave, pues las empresas han anunciado despidos masivos para el corto plazo. Por ello, valoró los encuentros con las autoridades, a quienes les pidió acelerar la implementación del Plan Chiloé, porque brindaría nuevas fuentes de trabajo a la zona. Así las cosas, se configuró una mesa de trabajo que incluye a ambos ministerios y a los representantes de los trabajadores, instancia que analizará los mecanismos para ayudar a las familias sureñas.

 

Comments are closed.