“Nadie ha probado que a Chile le falta energía”

Douglas Tompkins afirma que el problema energético podría ser un exceso de demanda. Acérrimo detractor de los proyectos hidroeléctricos en la Patagonia chilena, el norteamericano da su fórmula: trabajar en conservación y eficiencia y luego pensar en fuentes alternativas para generar energía. La Nación, 13 de octubre de 2008.


El estadounidense Douglas Tompkins vendió hace más de 20 años su firma textil para dedicarse a proyectos conservacionistas en Argentina y Chile, donde es visto con enorme desconfianza.

En 2002, su fundación, The Conservation Land Trust, donó a la Administración de Parques Nacionales de Argentina 67 mil hectáreas que él mismo había comprado en la provincia de Santa Cruz. Allí se creó el Parque Nacional Monte León.

Para entonces ya tenía 300 mil hectáreas en Chile que cedió para su conservación a la Fundación Pumalín. Ahora Tompkins vive en una hacienda de la reserva Esteros del Iberá, en la provincia de Corrientes, Argentina, que también será cedida al Estado para su conservación.

En entrevista por correo electrónico, cuestionó con dureza las grandes obras de infraestructura en zonas vírgenes.

-¿Cómo ha sido el manejo del Parque Nacional Monte León, en la costa atlántica argentina?

-No he podido volver a Monte León en los últimos años, así que confiamos en Juan Kuriger, que vive allí con su esposa Silvia Bruan.

"Creemos en el sistema de parques nacionales y en que los países deben tomarlos en serio y financiarlos como se debe. En muchos aspectos, pueden ser ejemplo de cómo un país se administra a sí mismo. Lo digo por experiencia, pues en Chile administramos el equivalente a un parque nacional en Pumalín, lo hicimos durante 13 años con el ahora Parque Nacional Corcovado, y lo hacemos aquí en Iberá".

-¿Su organización mantiene control sobre Pumalín para garantizar su preservación?

-Donamos la mayor parte de Pumalín a través de una fundación de California a otra chilena, que aún está bajo nuestro control, así que hubo muy pocos cambios. Cuando estemos listos, lo donaremos al sistema de parques nacionales de Chile, en los próximos 10 o 15 años.

-¿Usted se opone a la construcción del complejo hidroeléctrico de Aysén, en el sur? ¿Cómo cree que debería enfrentar la falta de energía?

-¿Quién ha probado que a Chile le falta energía? Quizás lo que tiene es exceso de demanda. Debería trabajar en conservación y eficiencia y luego en fuentes alternativas.

Contra el desarrollo

-¿No teme que sus posiciones conservacionistas en Argentina y Chile puedan ir contra el desarrollo de estos países?

-Su pregunta implica que la conservación debe relegarse a un segundo plano. Pero la naturaleza funciona en sus propios términos, y no como a los humanos les gustaría. El punto de vista dominante en el mundo nos trajo pobreza, catástrofes ambientales y extinciones masivas. Si continuamos así, lo próximo será el colapso ambiental.

-¿Cómo ve a las empresas que construyen terraplenes en los esteros del Iberá?

-El caso más interesante es el de Forestal Andina, que lleva casi tres años desafiando a las leyes para construir terraplenes destructivos. Esta firma ignoró órdenes judiciales y provocó un caos ambiental en sus tierras.

"Pero por primera vez los ciudadanos se levantaron, llevando a tribunales a su dueño, (Eduardo) Maquiavelo, y ganando cada una de las instancias. El juez le dio a éste 72 horas para comenzar a desmantelar el terraplén y restaurar el daño, o irá a la cárcel. Es una señal de que el sistema judicial puede funcionar en Argentina".

-¿Qué les diría a quienes creen que es necesario ocupar tierras, aunque sea dentro de una reserva, para producir mayor cantidad de alimentos?

-Lo implícito en su pregunta es que todo el territorio mundial debe estar sujeto a la producción. Así mataríamos al mundo de hambre. Debe haber un desarrollo cuidadoso de actividades compatibles con el funcionamiento de los ecosistemas.

"Esto está muy claro para la ciencia, pero no para nuestros políticos y empresarios, que si tuvieran el camino libre intentarían extraer la última gota de fertilidad de nuestros suelos para ganar el último peso sobreexplotando la naturaleza".

Comments are closed.