Nuevas luminarias buscan ahorro de hasta 40% de luz en quince comunas de Santiago

Plan de eficiencia energética en la Región Metropolitana. Sistemas de ahorro de energía como éste serán requisitos del gobierno regional para futuros proyectos municipales a contar de 2009. El Mercurio, 27 de octubre de 2008.


La cuenta de la luz es, junto con la de la basura, habitualmente la más abultada de las deudas con las que debe cumplir un municipio. Y a pesar de que el costo del alumbrado público ha aumentado en más de un 10% en el último año, es uno de los servicios más esenciales que debe entregar una municipalidad. Es por eso que 15 comunas de Santiago han recambiado gran parte de sus luminarias públicas en los últimos dos años, para disminuir sus cuentas de luz hasta en un 40% al año, gracias al plan regional de eficiencia energética.

Mediante una inversión de 10.000 millones de pesos, que significó casi el 12% del presupuesto del gobierno regional, a comienzos de 2007 se iniciaron proyectos de mejoramiento en el alumbrado público destinados a municipios que buscaban ahorrar en las cuentas de sus servicios básicos.

Se comenzó por comunas con alta densidad poblacional y que además requerían calles con más luz debido a la presencia de poblaciones y sectores que concentran una alta tasa de delitos.

No obstante, en el gobierno regional explican que el impacto en la baja de los delitos sólo se podrá observar a largo plazo.

Durante los últimos dos años se han estado instalado cerca de 55.000 nuevas luminarias, que en su mayoría han reemplazado a las antiguas que emitían una brillante luz blanca, pero que abarcaban un espacio reducido.

Las nuevas, en cambio, son de color amarillo y cubren un 20% más que las otras.

El programa de eficiencia energética no sólo pretende ahorrar dinero en cuentas de servicios básicos, sino también aplicar sistemas más eficientes de energía en escuelas, consultorios de salud, plazas, viviendas sociales y edificios públicos.

La idea fue tomada de países como Brasil y México, en donde el tema del aprovechamiento de la energía existe a nivel público hace varios años.

El intendente Álvaro Erazo explicó que a contar de 2009 los sistemas eficientes de ahorro energético se convertirán en requisito para futuros proyectos sectoriales de los municipios, es decir, tendrán que estar incluidos en las próximas plazas, escuelas u otras obras de carácter público.

Respecto de las luminarias, agregó que la idea es cubrir a futuro toda la Región Metropolitana, tanto en las zonas urbanas y rurales.

Una tarea que ya ha sido adoptada parcialmente por municipios de la zona oriente de Santiago, como Las Condes, Vitacura y Providencia, que en los últimos años han instalado luminarias energéticamente eficientes en sus principales avenidas.

INVERSIÓN

10.000 MILLONES de pesos de inviersión implicó el plan de recambio de gran parte de lasluminarias públicas de Santiago, lo que permitió disminuir las cuentas de luz hasta en un 40% al año.

Comments are closed.