Salmonicultura

Carta al director de Giuliana Furci, Coordinadora Programa de Salmonicultura de Fundación Terram, publicada en diario La Tercera el 03 de octubre de 2008.


A propósito de la respuesta de Rodrigo Infante de SalmonChile, a mi carta sobre los impactos de la salmonicultura, me gustaría aclarar algunos puntos.

Conocemos perfectamente los chequeos que se realizan anualmente a los fondos marinos, pero sabemos también que con la actual regulación, sólo después de dos años de anoxia (ausencia de oxígeno) en los fondos bajo las balsas jaulas, se detiene la producción. A esto se suma el atraso en la publicación de los resultados de dichos informes.

Por otro lado, me gustaría recordarle al señor Infante que el Reglamento Ambiental para la Acuicultura actualmente mide el impacto ambiental de las salmoneras mediante informes, conocidos como INFA. Estos son preparados y entregados por la misma empresa, sin una verificación ni comprobación de toda la información por parte del Estado o de otra entidad independiente.

Es también de público conocimiento que las ONG´s han solicitado modificaciones a la manera en que se miden los impactos desde mucho antes de la aparición del virus ISA. Por ahora, sólo vemos acciones proactivas por parte de la industria cuando se trata de mejorar su imagen frente a los consumidores y cuando sus impactos impiden cultivar de manera óptima.

Finalmente, no deja de resultar asombroso que ante la enumeración de algunos impactos, que por lo demás son reconocidos por la industria y la sociedad civil en todos los países productores (incluido Chile), se responda de manera ofensiva y sin mea culpa alguno.

Comments are closed.