Senadores sobre HidroAysén: “EIA debiera ser rechazado”

Empresa insiste en que el estudio es “robusto”. Parlamentarios dicen que las críticas de la empresa a los servicios públicos son “inaceptables” y advierten que estarán atentos a las presiones sobre ellos. La bancada verde, por su parte, entregó una carta a la empresa y respaldó a la ministra de Medio Ambiente. La Nación, 17 de octubre de 2008.


"El estudio, tal como está presentado y según los informes, debiera ser rechazado", dijo el senador Ricardo Núñez. "Este proyecto no tiene los antecedentes mínimos para ser aprobado e incluso para seguir su tramitación", se sumó Guido Girardi. "No tiene sentido aprobarlo, menos si hay alternativas", agregó Mariano Ruiz-Esquide. Así de claro fue un grupo de parlamentarios de la cámara alta al entrar de lleno en la polémica por las críticas de los servicios públicos al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de HidroAysén para su proyecto de cinco represas en la Patagonia. El tema preocupa, y esta vez cinco senadores -los PS Carlos Ominami y Ricardo Núñez, el PRSD Nelson Ávila, el DC Mariano Ruiz-Esquide y el PPD Guido Girardi, además del diputado PPD Enrique Accorsi- traspasaron la muralla "verde" porque se trata del proyecto energético más importante en la historia.

"Los informes de cada uno de los 32 servicios públicos que accedieron al EIA de HidroAysén señalan que éste tiene serias deficiencias", comentó Núñez y comenzó a enumerar: errores gráficos, datos no precisos, insuficientes estudios geológicos, embalses que cubrirían más de lo que señala la empresa (lo que la empresa desmiente), derechos de agua cuestionados, etc. "Estamos hablando de observaciones muy de fondo. Por muy importantes que sean las empresas que están detrás y por mucha capacidad que tengan para presionar a las autoridades de nuestros país, los servicios han hecho bien en señalar las deficiencias del EIA".

Núñez explicó que, tal como está el escenario, los cuestionamientos de los servicios no se deben resolver por la vía de las adendas. "Nuestra opinión es que debiera ser rechazado", dice. También criticó a la empresa por desprestigiar el trabajo de los servicios públicos, pues es "ofensivo" a la capacidad profesional de éstos y "una actitud inaceptable".

"Vamos a seguir con mucha atención este tema, pues es un proyecto que tiene serias implicancias para nuestro país y teniendo presente que sobre los servicios públicos se van a sentir presiones que van a afectar seriamente la credibilidad en este tema", concluyó.

Llegó carta

Por su parte, los diputados de la bancada verde Carolina Toha (PPD), Fulvio Rossi (PS) y Alfonso De Urresti (PS) y Paola Vasconi, de Terram, llegaron hasta las oficinas de HidroAysén en calle Miraflores para entregar una carta -en rigor, la dejaron en recepción porque no los dejaron subir al piso 13- de rechazo al incompleto Estudio de Impacto Ambiental de la empresa y, de paso, avalaron las críticas que la ministra Ana Lya Uriarte realizó a la sociedad por ese trabajo. "El Estudio Impacto de Ambiental no está a la altura y eso no lo venimos diciendo nosotros, sino que una treintena de servicios públicos", comentó Rossi. Tohá agregó que el EIA de la sociedad eléctrica da cuenta de que no existe la voluntad de evaluar seriamente los impactos que tendrá el megaproyecto hidroeléctrico. "Como parlamentarios venimos a decir que vamos a seguir de cerca este proceso para que se haga una evaluación real, para que se tome una decisión con todos los antecedentes, antecedentes verídicos, y vamos a respaldar a la ministra. Ella no ha hecho más que cumplir su función".

ALGUNOS REPAROS AL PROYECTO
 
Dirección de Obras Hidráulicas: “El informe adolece de información clara, relevante y esencial que permita: entender el proyecto, caracterizar correctamente las componentes ambientales, predecir y evaluar sus impactos y, en consecuencia, verificar que el titular se haga cargo de ellos”.

Seremi de Bienes Nacionales: “No es posible visualizar en su conjunto los impactos de las distintas obras del proyecto. (No se pueden) calcular impactos y superficie fiscal afectada por el proyecto. (La superficie fiscal afectada deberá regularizarse mediante algún acto administrativo correspondiente”.

Conaf: “El proyecto es incompatible con la legislación vigente, con la condición de Parque Nacional Laguna San Rafael y con el objetivo de preservación de ambientes y ecosistemas. (…) Existe infracción manifiesta de la normativa ambiental que rige al Parque Nacional Laguna San Rafael, Parque Nacional Bernardo O’Higgins y la Reserva Forestal Lago Cochrane”.

Dirección General de Aguas: “La cartografía presentaba errores (…) Existen dos obras importantes que han sido abordados de manera deficiente (…) Línea de base deficitaria en relación a hidrología, hidrogeología, sedimentos y calidad de aguas. La metodología no da cuenta en absoluto del valor de los recursos que afecta el proyecto”

Sernatur: “(HidroAysén) debiera generar cambios significativos en la información proporcionada para evaluar este proyecto (…) este servicio se reserva el derecho de ampliar las consideraciones o exigencias específicas que el Titular debiera cumplir”.
 
HIDROAYSÉN: “AUTORIDAD TENDRÁ QUE RECONSIDERAR SUS COMENTARIOS” 

-¿Está dentro de los planes de la empresa retirar el proyecto y mejorarlo? Colbún lo hizo con la central San Pedro.

-Nosotros miramos cada día en su afán.

Así respondió el gerente general de HidroAysén, Hernán Salazar, sobre la posibilidad de que la sociedad que conforman Endesa y Colbún retire el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de su proyecto de cinco represas en la Patagonia y presente uno mejor luego de la lluvia de observaciones que los servicios públicos le hicieran al documento de 10 mil páginas.

“Hemos presentando un proyecto en el que estamos convencidos de que es un estudio muy robusto y hay que dejar que la institucionalidad funcione y se vaya produciendo la llegada de todas las observaciones que todavía no terminan”, agregó Salazar.

Además, el ejecutivo insistió en que el camino elegido por la empresa para responder las observaciones es vía adendas y que “es falso” que el proyecto ocupe un 90% más de la superficie de embalse, como han señalado algunos servicios.

Por su parte, el presidente de HidroAysén, Antonio Albarrán, comentó que muchos servicios recibieron información errada para elaborar sus comentarios. “Con la nueva información que ha salido y que hemos aportado nosotros, la autoridad va a tener que reconsiderar todos sus comentarios.

Desgraciadamente, todos estos comentarios han sido bombeados por los opositores para oponerse más al proyecto”.

Comments are closed.