Consejo de Ministros concentra debate en reforma ambiental

Instancia no existía en proyecto original de creación del Ministerio de Medio Ambiente. A diferencia del actual rol del Consejo en la toma de decisiones, la propuesta del Ejecutivo restablece el espacio “transversal” de deliberación, pero sin carácter de dirección superior. Proyecto de ley entra a tierra derecha en la Cámara. La Nación, 01 de diciembre de 2008.


La nueva institucionalidad "verde" que crea el Ministerio y la Superintendencia de Medio Ambiente, y que además reforma el sistema de evaluación de impacto ambiental entrará los próximos días a tierra derecha en su tramitación legislativa, y lo hará concentrando su debate en la reposición de una figura "transversal" no contemplada en el proyecto de ley original: el Consejo de Ministros para la sustentabilidad.

Sin embargo, de acuerdo a la posición que adoptó el Ejecutivo tras la discusión prelegislativa culminada la semana pasada -y a diferencia de la actual instancia interministerial-, el nuevo organismo sólo tendrá atribuciones deliberativas de política pública y marco regulatorio, pues no se constituirá como órgano de mayor jerarquía, como sucede con el actual Consejo que está por sobre la Comisión Nacional del Medio Ambiente.

El tema finalmente irá como indicación del Ejecutivo al proyecto de ley que durante diciembre y enero será discutido en la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara, primero, y en la de Hacienda, después, luego de que surgiera como propuesta en la ronda de observaciones y sugerencias en que participaron la Sofofa, Sonami, Instituto Libertad y Desarrollo, Chile 21, Fundación Terram, Greenpeace y Chile Sustentable, entre una veintena de instituciones gremiales, centros de investigación y ONG ambientalistas.

En ese contexto, mientras la Sonami y el Centro de Derecho Ambiental de la U. de Chile plantearon la necesidad de mantener un Consejo de Ministros, la Sofofa, el Centro de Estudios Públicos y Libertad y Desarrollo se mostraron en desacuerdo con la creación del ministerio argumentando que con él desaparece la "transversalidad" que brinda el actual sistema precisamente por la eliminación del Consejo de Ministros.

Con todo, el Ejecutivo se mostró "dispuesto a restablecer un Consejo, pero denominado "Consejo de Ministros para la sustentabilidad" como espacio de deliberación de política pública y marco regulatorio, y no con carácter de dirección superior".

Temores

La diputada Denise Pascal Allende (PS), presidenta de la Comisión de Recursos Naturales, plantea que "nuestro temor es que una comisión quede por sobre el ministerio, porque justamente lo que estamos buscando es que el ministro o ministra tenga peso y que no sea un dibujo. Pero eso no significa que no pueda existir un organismo consultor que son estos ministros que tienen que ver con el desarrollo sustentable. Eso sí, nosotros lo vemos como un organismo consultor más que vinculado a las decisiones y a la ejecución", estima.

En tanto, en el programa de Medio Ambiente de la Fundación Terram, Paola Vasconi opina que "es necesario que el país discuta en termino generales una visión de desarrollo sustentable y no me parece mal esta propuesta, siempre y cuando, no se defina como un organismo rector del ministerio, que lo llegue a inmovilizar, sino que más bien un lugar donde se discuten perspectivas del futuro. No puede quedar como el Consejo de Ministros que existe hoy, que lo que ha hecho es inmovilizar las política ambiental del país", concluyó.

Respecto del trámite parlamentario, las expectativas en el Gobierno apuntan a que en marzo o abril de 2009 el proyecto de ley que rediseña la institucionalidad ambiental sea votado en la Cámara, para continuar su ruta en el Senado donde, se presume, aflorarán con más fuerza las posiciones más ideológicas respecto del aparato regulatorio y fiscalizador de las industrias.

EL DIFÍCIL CAMINO DE LA SUPERINTENDENCIA
 
Si bien tras la ronda de opiniones y observaciones realizadas por la veintena de gremios industriales, centros de estudio y ONG ambientalistas, en el Gobierno entienden que “existe acuerdo transversal” para crear la Superintendencia de Medio Ambiente, pero con no pocos reparos.

Algunas organizaciones que sostienen que el nuevo organismo contaría con competencias que van “más allá del rol estrictamente fiscalizador”, que se transformaría en “juez y parte” y que concentraría “mucho poder” y “demasiada discrecionalidad”.

El Ejecutivo, en tanto, manifestó su disposición a reasignar competencias de interpretación, diferenciar la fiscalización, explicitar mejor las competencias de la Superintendencia, precisar las garantías de procedimiento (criterios de gravedad, pisos mínimos de multas, acceso a la reclamación judicial) y mejorar las reglas de incentivo para el cumplimiento.
 
SEIA Y EVALUACIÓN ESTRATÉGICA
 
 Con el objetivo de “disponer de un sistema de gestión moderno”, el Gobierno propone “sustraer del conocimiento del ministerio la administración del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental” (SEIA), creando para tal efecto un “Servicio de Evaluación Ambiental”, donde la Sofofa se mostró partidaria de mantener las Coremas, la Sonami estimó que debe haber coordinación con el intendente respectivo y la Chile 21 acotó que finalmente la decisión debe ser unipersonal.

Entre otros temas revisados en instancia prelegislativa, de acuerdo a las opiniones destacadas por el Gobierno, la Fundación Terram considera que en materia de Evaluación Ambiental Estratégica y regulaciones sectoriales es necesario pasar del carácter voluntario al obligatorio, en tanto la Sonami cree necesario vincular las regulaciones a la autoridad ambiental. El Ejecutivo está dispuesto a explorar ambas alternativas “en la medida que exista un Consejo de Ministros para la sustentabilidad”.

Comments are closed.