Greenpeace lanza propuesta mundial de revolución energética

Los activistas exigieron al gobierno no destruir la Patagonia. A las 9:50 horas de la mañana, un grupo de activistas de Greenpeace Chile desplegó una enorme instalación correspondiente a una torre de alta tensión y un molino de viento en el frontis de la Intendencia de Aysén, en Coyhaique. Latercera.com, 24 de noviembre de 2008.


Los ecologistas exigen al Gobierno en la figura de su Intendente, Selim Carrasco, que se respete el compromiso ambiental señalado por la Presidenta Michelle Bachelet y considere alternativas energéticas no convencionales que no impacten la Patagonia chilena.

La instalación de ambas opciones energéticas de Greenpeace Chile desplegada en la sede  también incorporó una imagen tamaño natural del Ministro del Interior Edmundo Pérez Yoma, autoridad política que apoya la instalación de mega represas en Patagonia.

Rodrigo Herrera, director Ejecutivo de Greenpeace Chile explicó que “estamos acá para lanzar nuestra propuesta de energías renovables y hacer un llamado a figuras del gobierno como el ministro Edmundo Pérez Yoma y el Intendente Selim Carrasco, a seguir la línea de ‘respeto pleno a las normativas ambientales’ que la Presidenta sostuvo en su discurso del 21 de mayo respecto del tema energético”.

Y agregó, "en Chile se encuentra el 10 % de los volcanes del planeta con un potencial de 8.000 megawatts; entre las regiones I y VIII la radiación solar alcanza los 4.500 Kcal/m2/día y el potencial eólico y mareomotriz es altamente positivo, por lo que es plenamente viable el uso de las energía renovables no convencionales. Ya existe un estudio realizado por las universidades de Chile y Federico Santa María que indica de este potencial supliría adecuadamente la demanda energética proyectada al 2025”.

Con estos argumentos Greenpeace lanza su documento “Revolución Energética: Una perspectiva energética mundial sostenible” que concluye que invirtiendo en renovables no convencionales se podría disminuir en un 50 % los gases de efecto invernadero al 2050 en comparación con los niveles de 1990.

En la ocasión Patricio Rodrigo, secretario ejecutivo del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP) estuvo presente indicando que “hemos llegado hasta las autoridades de la región para entregar más de 2.000 observaciones preparadas por las más de 50 organizaciones del CDP que han participado en este proceso, donde se incluye el apoyo de importantes centros académicos que colaboraron en la revisión del estudio de impacto ambiental de Hidroaysén, y 6.000 observaciones más que se han recogido a través de la participación ciudadana mediante la pagina web. Ésta es la voz del pueblo esperamos que el Gobierno la escuche”.

Comments are closed.