HidroAysén enfrenta demanda por daño ambiental en la Patagonia

Acción legal que se presentará hoy a las 11 am. en el Juzgado Civil de Cochrane es interpuesta en representación de 17 habitantes de la localidadad.Demanda se basa en daños a los suelos productos de excavaciones y construcción de galerías, perjuicios en las riberas derivados del depósito de residuos domésticos, rocas y estériles, daño a la flora y fauna afectada por el uso de explosivos y contaminación de las aguas de los ríos Baker y Pascua, entre otros.Prensa CDP, 21 de noviembre de 2008. Noticia relacionada ""HIDROAYSÉN NO PODRÁ ARREGLAR UN ESTUDIO QUE VIENE MAL DESDE SU ORIGEN"


El abogado del Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP) Marcelo Castillo interpondrá hoy, a nombre de un grupo de habitantes de la localidad de Cochrane, una demanda civil por daño ambiental contra la sociedad Centrales Hidroeléctricas de Aysén S.A.,  representada por su gerente general Hernán Salazar, solicitando que se le condene a reparar el medio ambiente intervenido, indemnizar por los perjuicios causados por la contaminación y el deterioro ambiental que causaron las obras realizadas, así como paralizar las faenas que se llevan adelante en los ríos Pascua y Baker.

Para Castillo “la demanda se presenta porque la empresa HidroAysén en forma previa a la aprobación de la evaluación de impacto ambiental de su proyecto está ejecutando obras que están causando daño al medio ambiente. Estos ecosistemas son altamente sensibles, tal como lo reconocen los servicios públicos que participan en el comité técnico de la Corema, y por lo tanto la empresa debe reparar el medio ambiente dañado”, señaló.

La demanda señala que producto de las actividades ilegales desarrolladas por Centrales Hidroeléctricas de Aysén S.A. se han producido "daño ambiental irreparable, en forma dolosa, o al menos culposa,  sobre los ecosistemas de los ríos Baker y Pascua”, específicamente en los suelos producto de las excavaciones y construcción de galerías; en las riberas derivados del depósito de residuos domésticos y de rocas y estériles; a la flora y fauna que ha sido afectada por el uso de explosivos, el movimiento de tierras, las actividades de construcción y la instalación de campamentos; contaminación de las aguas de los ríos Baker y Pascua por la descarga de residuos líquidos y aguas servidas y pérdida de biodiversidad y patrimonio ambiental.

El 9 de junio de 2006,  la Superintendencia de Electricidad y Combustibles otorgó a Endesa una concesión eléctrica provisional para “realizar los estudios tendientes a evaluar el desarrollo de generación hidroeléctrica en los ríos Baker, Pascua y el Salto, en la XI Región de Aysén”. Sin embargo, HidroAysén –consorcio de Endesa y Colbún- está realizando dos excavaciones simultáneas en los sitios denominados Baker 1 y Pascua 2.2., que corresponden a túneles, obras diferentes a las prospecciones autorizadas. A juicio de los demandantes se trata de “obras mayores de ingeniería propias de la obra definitiva donde estarían emplazadas las ´salas de máquinas´, ya que son túneles de 4 metros de ancho por 4 metros de alto, y de una profundidad superior a los 100 metros en el caso de las obras que se están ejecutando en el río Pascua”.

En dichas faenas, se encuentran trabajando aproximadamente 40 mineros en la zona de Baker 1 y otros 40 en la de Pascua 2.2, con turnos de 20 x 10 días, con bajadas los días 27 de cada mes. Videos y fotografías prueban la evidente intervención que está realizando la empresa en ambas cuencas.

Contacto de Prensa: Valeria Foncea 06-2074559

Comments are closed.