Inician trámite ambiental de segundo proyecto eólico para abastecer a zona norte

Estará en Tocopilla y demandará US$ 230 millones. Lentamente está emergiendo el potencial para desarrollar energías renovables no convencionales (ERNC) que tiene el Norte Grande de nuestro país. El Diario Financiero, 25 de noviembre de 2008.


Así lo reflejan los proyectos geotérmicos, solares y eólicos que están surgiendo para aprovechar los recursos de esa zona y ayudar a superar la estrechez de abastecimiento eléctrico que existe en la zona, desde que comenzaron los cortes en los envíos de gas natural desde Argentina.

En el plano de la energía eólica, la empresa Ingeniería Seawind inició la tramitación ante el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) del segundo proyecto que aprovechará la fuerza del viento en esta parte de nuestro territorio.

Se trata del parque eólico Quillagua que, con una capacidad instalada de 100 MW, estará ubicado en la provincia de Tocopilla (Región de Antofagasta), a unos seis kilómetros del pueblo del mismo nombre.

Los titulares de esta iniciativa están ligados a un proyecto del mismo tipo
(40 MW) que Codelco desarrollará en las inmediaciones de la mina Gabriela Mistral,  con el fin de contar con energía que cubra aquellos consumos que no son constantes, pues una limitante para estos proyectos es variabilidad.

Quillagua contempla ubicar 50 aerogeneradores de 2 MW de capacidad, distribuidos en una superficie de 1.241 hectáreas emplazadas en una zona “desértica absoluta”, declaró la firma. A diferencia de la iniciativa de la estatal, el objetivo de este parque es conectarlo al Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

En paralelo, Ingeniería Seawind señaló que gestionarán la obtención y venta de bonos de carbono asociados al desplazamiento de energía generada con combustibles fósiles en diferentes centrales de la zona, donde actualmente predominan unidades alimentadas con diésel y carbón. Este procedimiento está ligado al Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto y -precisó la empresa en su Declaración de Impacto Ambiental (DIA)- estos bonos favorecerán los indicadores financieros del proyecto, debido a los ingresos que generen.

Comments are closed.