“La crisis financiera pasará, pero la que traerá el cambio climático será más larga y compleja”

Odin Knudsen, director de mercados medioambientales de JPMorgan, afirma que a pesar de la desaceleración económica, el mercado de los bonos de carbono será el segundo más grande, después del petróleo. El Mercurio, 05 de noviembre de 2008.


"La crisis financiera está golpeando a todos los commodities y el mercado de bonos de carbono no es inmune a ésta", afirma Odin Knudsen, director gerente de mercados medioambientales del JPMorgan. En su paso por las oficinas para Latinoamérica que el banco tiene en Santiago, el ejecutivo analiza un mercado cuyo crecimiento ha sobrepasado todas las expectativas.

-A pesar de la inminencia de la recesión, ¿espera que el mercado de bonos de carbono siga creciendo?

"Debido a la crisis internacional veremos una desaceleración, pero luego el mercado volverá a crecer. Para 2020 se estima que podría alcanzar US$ 1 billón, convirtiéndose en el segundo mercado más grande del mundo de commodities después del petróleo. Incluso puede ser el primero, dependiendo de la evolución del precio del crudo".

-¿Cómo han vivido los efectos de la crisis internacional?

"Hemos visto un impacto como en todos los sectores de la economía. Los precios en que se transan una tonelada de CO{-2} cayeron, pero no de manera tan profunda como los de otros commodities. Hace un año estaban en 16,9 euros la tonelada de CO{-2} y actualmente se transan en 15,10 euros".

"Además, es más difícil para los que desarrollan las iniciativas encontrar financiamiento. Lo que nosotros buscamos, junto con otras instituciones que aún tienen las espaldas para hacerlo, es reducir los efectos de la contracción de crédito y traer nuestros recursos para que las compañías puedan realizar sus proyectos".

-¿Cómo proyectan la evolución de los precios?

"En el mediano y largo plazo habrá precios interesantes que motiven el desarrollo de proyectos más complejos. Pero en el corto plazo, por las menores emisiones debido a la desaceleración de economías como Europa y Japón, veremos una caída en la demanda y esto puede implicar una corrección en los valores. Sin embargo, estos deberían recuperarse hacia 2012".

-¿La crisis económica podría afectar la voluntad política para avanzar en un acuerdo post Kyoto?

"En los últimos días hemos visto señales positivas de parte de autoridades internacionales en esa dirección. Por otra parte, es casi seguro que EE.UU. se una a un nuevo acuerdo, ya que ambos candidatos presidenciales se han mostrado favorables. Por lo que el impacto será moderado; la voluntad política está".

"La crisis financiera pasará, pero la que traerá el cambio climático será más larga y compleja".

-Con el fin del protocolo de Kyoto y la crisis económica, ¿el tiempo apremia?

"Sí, el tiempo es esencial. Los proyectos deben empezar en un año o un año y medio, para poder pasar todo el proceso y nosotros estamos dispuestos a asumir el riesgo.

"Estamos en una fase en que éstos son más complejos e intensivos en capital, por lo que hay que moverse rápido".

-¿Cuál es su opinión del mercado medioambiental chileno?

"Chile tiene muchas oportunidades. Posee grandes recursos hídricos y de biomasa, entre otros. Una estimación conservadora es que el potencial del mercado entre hoy y el año 2020 es de 100 millones de toneladas de CO{-2}, de proyectos en operación o en proceso de registrarse. A esto hay que sumarle otros 45 millones de toneladas de CO{-2} en proyectos todavía no identificados. Esto representaría al precio actual aproximadamente US$ 2 mil millones, lo que es un monto significativo".

"El potencial del mercado chileno entre hoy y el año 2020 es de US$ 2 mil millones".

Comments are closed.